No se puede todo al mismo tiempo: Elizondo

El coordinador Ejecutivo Estatal explicó que el diálogo entre Estado y Congreso quedará abierto posterior al veto.

Monterrey

Con el argumento de que no se puede todo al mismo tiempo por la condición financiera en que se encuentra Nuevo León, el coordinador Ejecutivo Estatal, Fernando Elizondo Barragán, confirmó el veto a la eliminación gradual de la Tenencia, así como a la Ley de Coordinación Hacendaria.

Minutos después de que los coordinadores del PAN y PRI dieran a conocer la noticia a las afueras del Palacio, el funcionario estatal explicó que el diálogo entre ambas partes quedará abierto posterior al veto, por lo que aseguró, la idea del gobernador Jaime Rodríguez Calderón es que se elimine la tenencia pero no en este momento.

Al respecto, señaló será en el transcurso de los seis años de la administración cuando fijen una estrategia para concretar la promesa que hizo el Ejecutivo Estatal en campaña de eliminar el impuesto vehicular.

En este sentido, aseguró que su postura es que la tenencia se mantenga todo el 2016 y la eliminación gradual se empiece a hacer a partir del 2017.

"No es dar un paso atrás, (a los ciudadanos pedirles) que tengan confianza, lo prometido es deuda, lo hemos repetido en todos los tonos: la tenencia se va a eliminar pero hay que hacerlo con prudencia, no se puede eliminar la tenencia y además cargarle la mano al gobierno y ayudarles a los municipios y todo al mismo tiempo, tiene que haber un paquete que equilibre los diferentes elementos.

"El gobernador está de acuerdo en que el próximo año se inicie la eliminación, acuérdense que el gobierno dura seis años ¿Las promesas se tienen que cumplir el primer año todas? ¿En la peor crisis económica del Gobierno?".

Elizondo justificó el veto de la eliminación del impuesto vehicular al considerar que ni el gobernador ni nadie de la actual administración sabía la situación real de las finanzas estatales, por ello una vez adentrados en la administración se dieron cuenta de la magnitud del problema.

"La tenencia lo deseable es que siga en el 2016 y que su reducción o eliminación sea a partir del 2017, eso es lo deseable porque ahorita el Estado está en déficit y cuando se está en déficit no se pueden bajar los ingresos y no se pueden subir los gastos, eso es algo que no provocamos nosotros, es algo que así lo recibimos y que no sabía ni el gobernador ni nadie cuando estaba en campaña", añadió.

En cuanto al tema de la Ley de Coordinación Hacendaria, el coordinador Ejecutivo respondió que no hay remanentes en el convenio que firmó la anterior administración para la reestructura de la deuda, al resaltar que están dados en garantía, por lo cual desmintió la versión de los diputados sobre que los remanentes sí existen.

Dicha situación, aseguró, propicia que los proveedores con quien se hizo la reestructura puedan declarar un incumplimiento, les bajan la calificación crediticia, les suben los intereses "y nos precipita más, cuál es la intención ¿No queremos defender a Nuevo León?".

Por la tarde, el diputado del PRI, Eugenio Montiel, acudió solo a Palacio con Manuel González, secretario general de gobierno, en donde informó que fue a explicarle que sí existen los remanentes porque en el 2013, cuando se firmó el convenio de la reestructura, Nuevo León captaba 22 mil millones de pesos y para este año captarían cerca de 26 mil, por lo que en ese incremento cabría el aumento del 3 por ciento gradual en las participaciones a los municipios.

Al final de cuentas, Fernando Elizondo negó que la imagen del gobierno independiente se vea mal ante la ciudadanía por las diferentes contradicciones mostradas en ambos temas.

"No nos deja mal parados porque la promesa está hecha y la afirmación de que se va a cumplir se reitera, es una cuestión de tiempo.

"Si se cumple esa promesa (de eliminar la Tenencia) los municipios sufren y los municipios son los primeros que reaccionan para que no se les quiten los ingresos, por eso quiero suponer que los diputados, con buena intención, dicen ¡la quitamos y le subimos el ingreso (con la Ley de Coordinación Hacendaria) a los municipios, nada más que las finanzas del Estado no dan!", concluyó.

Pide Mauricio negocien de manera directa

Mauricio Fernández Garza, alcalde de San Pedro, pidió al gobernador Jaime Rodríguez Calderón y a los coordinadores de las bancadas del Congreso local reunirse y negociar de manera directa la eliminación gradual de la tenencia, así como la Ley de Coordinación Hacendaria.

Al ser cuestionado sobre su postura respecto al veto que ejerció el Estado a ambos temas, el panista insistió que lo que sigue es que los poderes Ejecutivo y Legislativo se reúnan para llegar por fin a un acuerdo y no afectar a la ciudadanía.

El munícipe comentó que lo curioso es que haya una disposición de diálogo de ambas partes, pero que nunca las concreten y se lleven a cabo.

“Nuestra postura es que simplemente se sienten y negocien y se pongan de acuerdo, porque al final de cuentas son dos poderes y por lo que yo estuve presente en una junta con el gobernador, pues hay una disposición de diálogo y los dos lo manifiestan, lo curioso es que no lo realizan.

“Yo espero que cuando ya se reúna el gobernador con los diputados, y por información que yo tengo, hay mucha oportunidad de que se pongan de acuerdo y ya dejen de lado todas estas posiciones constitucionales o de defensa, o de tratar revocar una decisión o del otro”, dijo.

Fernández Garza cuestionó las acciones de Manuel González como interlocutor entre la relación del Congreso con el Gobierno del Estado, ya que consideró, ha habido mucha distorsión en la información.

Por ello insistió en que la reunión del gobernador con los diputados debe ser directa y personal.

“En el fondo del problema hay muchas coincidencias para poderse poner de acuerdo, lo que les ha faltado es sentarse y pues hay quejas de que ha habido interlocutores, que según las diferentes partes, no ha llevado el mensaje correcto, entonces pues (los diputados), sienten que hay una distorsión en la comunicación.

“Entonces lo que yo creo que lo que se tiene que hacer es que se siente personalmente el gobernador con los diputados y ya no hayan interlocutores y sea frontal y los acuerdos que se lleguen solucionen toda esta diferencia”, concluyó.