Tres veces amagó PRD con dejar el Pacto

Las amenazas lanzadas por su líder Jesús Zambrano, se dieron en torno a las elecciones del 7 de julio y a la aprobación de la reforma energética. Además, condicionó su permanencia en dos ocasiones.
Jesús Zambrano anunció el 28 de noviembre que el PRD abandonaba la mesa del Pacto por México porque la reforma energética se discutía en privado entre el PAN y el PRI y porque esos partidos, acusó, querían sacar de la reforma política el tema de consulta popular.
Tomada de Twitter / @SenLuisSanchez (Tomada de Twitter / @SenLuisSanchez)

Ciudad de México

Antes de retirarse del Pacto por México, el Partido de la Revolución Democrática amagó en tres ocasiones con finalizar su participación en el acuerdo y condicionó dos veces su permanencia; las amenazas se dieron en torno a las elecciones del 7 de julio y a la aprobación de la reforma energética.

El PRD lanzó su primer amenaza de abandonar el Pacto el 28 de mayo cuando su dirigente nacional, Jesús Zambrano, advirtió que ese partido podría “congelar su participación en el Pacto por México” si el Gobierno federal no cumplía con los acuerdos firmados en el adéndum (en él se incorporaron una serie de candados para evitar el uso de programas sociales con fines electorales).

Zambrano acusó que en varios estados donde habría elecciones el 7 de julio, se estaban utilizando programas sociales para favorecer a los candidatos del PRI.

El 7 de julio,vino la segunda advertencia, tanto Jesús Zambrano (PRD) como Gustavo Madero (PAN) consideraron que las irregularidades cometidos en las elecciones estatales realizadas ese día, ponían en riesgo el Pacto por México.

El líder nacional del PRD dijo que las irregularidades en la jornada impactarían la continuidad de su partido en el Pacto. Madero destacó que el Pacto estaba “en juego” por los presuntos delitos electorales cometidos en varios estados.

Finalmente, el 14 de julio el PRD y el PAN anunciaron cinco condiciones para permanecer en el Pacto: remediar el incumplimiento al Adéndum, aprobar las leyes secundarias de las reformas constitucionales, realizar un periodo extraordinario para una reforma electoral, impulsar la reforma política y promover las reformas energética y hacendaria.

Asimismo, exigieron una investigación de la intervención de los gobernadores priistas durante los procesos electorales en 15 estados del país.

El 19 de julio 2013 por tercera ocasión Jesús Zambrano amagó con abandonar el Pacto si el PRI y el PAN iban juntos en una reforma constitucional que abra la puerta de Petróleos Mexicanos a la inversión privada. Y subrayó que en caso de salirse del Pacto, tampoco habría futuras alianzas electorales con el PAN, como ocurrió en los pasados comicios del 7 de julio.

El 22 noviembre el PRD condicionó su permanencia en el Pacto por México, “en caso de que este mecanismo de diálogo y negociación sea utilizado a favor de cualquier interés particular, individual, partidario, de grupo o gremial, y este se sobreponga al interés superior del país, entonces nos retiramos.

El 28 de noviembre las amenazas del PRD se concretaron, Jesús Zambrano anunció que su partido dejaba la mesa de negociación del Pacto por México, “debido a que el PAN y el PRI pactan de manera secreta el dictamen de la reforma energética”.

Zambrano se reunió la noche de ayer con representantes del PRI, PAN y del gobierno federal para informarles personalmente su decisión de abandonar el Pacto, que fue firmado el 2 de diciembre de 2012.