Nos 'urgen' las reformas, dice Obama a Peña Nieto

Estamos obligados a ir más allá del TLC para ser una región más amplia, señala el mexicano; los participantes de la cumbre acuerdan facilitar el tránsito en la región de Norteamérica.
Los tres mandatarios acordaron una reunión de  sus secretarios de Energía
Los tres mandatarios acordaron una reunión de sus secretarios de Energía (Héctor Téllez)

Toluca, Estado de México

El presidente de Estados Unidos, Barak Obama, consideró que las reformas constitucionales aprobadas por el Congreso de México en 2013 son urgentes y expresó su interés por conocer las estrategias que ocupará Enrique Peña Nieto para aplicarlas en el país.

Durante su visita a Toluca, en el contexto de la Cumbre de Líderes de Norteamérica, Obama reconoció los esfuerzos del gobierno federal para la aprobación de los cambios legales y ofreció la cooperación en los rubros que se requieran.

"Quiero felicitar al presidente Peña Nieto por los grandes esfuerzos que han entablado este año, por las reformas que han realizado, que son muy prometedoras para que México sea más competitivo y se den más oportunidades a su pueblo. Estoy muy interesado en escuchar de parte del Presidente sobre de las estrategias que tienen para aplicar las reformas, en materia de justicia penal, en materia de seguridad. Son reformas que son urgentes y tenemos una excelente cooperación en estos espacios", dijo el mandatario estadunidense minutos antes de la reunión bilateral que sostuvo con el Presidente de México.

Aunque de inicio solo mencionó las reformas en materia de seguridad, después hizo votos de confianza respecto al tema energético, al considerar que se puede volver más competitivo.

En Toluca, que fue sede del encuentro, Obama reconoció que en el tema de seguridad se han hecho aportaciones en cada uno de los países contra el crimen organizado.

Al respecto dijo: "En México, las fuerzas de seguridad y los ciudadanos siguen realizando sacrificios enormes en esta lucha y nosotros los apoyamos contra esta amenaza. En Estados Unidos seguimos estando comprometidos en la reducción de la demanda por las drogas ilegales y seguiremos con esfuerzos sin precedentes para combatir el flujo hacia el sur de armas y dinero ilegales".

En el tema de las negociaciones económicas, Obama consideró que hay espacio para conformar un bloque de intercambio comercial con Asia. Enfatizó la importancia de impulsar el TPP por considerar que representa la oportunidad para abrir los mercados de su país, México y Canadá con Asia-Pacífico, una de las regiones de mayor crecimiento del mundo.

En este sentido, el primer ministro canadiense, Stephen Harper, aseguró que pese a los avances que han tenido en 20 años, la incertidumbre comercial que ha generado la recesión económica y la inseguridad que prevalecen deben ser superadas para lograr la prosperidad de la región.

"Todo el mundo ha visto los cambios que se han hecho desde el 94, la realidad de hoy es muy distinta a la de hace 20 años e incluye una incertidumbre comercial, que sigue estando presente tras la recesión económica y vemos inseguridad en otras regiones, tenemos que seguir trabajando en superar los obstáculos parroquianos de nuestros países", manifestó.

El mandatario mexicano, al término de la reunión con sus homólogos, celebró el acercamiento que hay entre las naciones y se manifestó por una mayor integración de los tratados comerciales para fortalecer la región.

Los líderes de la Cumbre también acordaron facilitar el movimiento de personas a través del establecimiento de un programa de "viajeros confiables" este año para los países de la región.

En un declaración conjunta, los tres mandatarios precisaron que comenzarán con el reconocimiento mutuo de los programas NEXUS, Global Entry, SENTRI y Viajero Confiable.

Además, acordaron desarrollar un Plan de Transporte para América del Norte, que empezaría con un proyecto de carga regional, ampliando las iniciativas ya existentes.

Al término de la cumbre, el presidente Peña Nieto informó de los avances que se obtuvieron con la reunión de los tres mandatarios y detalló que se llegaron a cuatro ejes con los que se dará seguimiento a lo acordado.

Dijo que la primera meta incluye un plan de trabajo para la competitividad de América del Norte, que incluye los tratados de comercio.

También acordaron explorar áreas de oportunidad en el campo de la investigación y la ciencia.

En materia de seguridad, dijo que se regularán y supervisarán las finanzas para evitar el lavado de dinero, compartirán medidas de salud en torno a la influenza y se fijarán compromisos para la agenda de gobierno abierto.

Por último, se establecieron mecanismos de seguimiento para tratar de cumplir con lo establecido en la cumbre, se determinaron diálogos periódicos, mecanismos de vinculación y una fecha específica para la cumbre en 2015.

Finalmente, pidió a sus homólogos de Estados Unidos y Canadá, Barack Obama y Stephen Harper, respectivamente, ir más allá y potenciar juntos los avances que cada uno de los países están teniendo en lo individual.

"En su momento, constituyó la zona de libre comercio más grande del mundo, dando un impulso sin precedentes a los intercambios, a la inversión regional y a la creación de millones de empleos", resaltó.

Venezuela y Croacia

Obama aprovechó el mensaje a medios de comunicación para referirse a las situaciones que ocurren tanto en Venezuela como en Ucrania.

"Aprovechando que compartimos valores democráticos, me permito hacer un comentario respecto a la situación de Venezuela. El gobierno de ese país está tratando de distraer sobre la grave situación económica que sufre su pueblo", comentó.

Respecto a Ucrania, insistió en la necesidad de que el gobierno de ese país cese la represión y garantice condiciones de vida correctas a su pueblo, incluyendo el respeto a derechos como el de manifestación.

El petróleo, una mercancía más: Batres

Morena y el Partido del Trabajo denunciaron que la Cumbre de Líderes de Norteamérica no tiene más objetivo que la entrega del sector energético nacional a la inversión extranjera.

Martí Batres, dirigente de Morena, denunció que "los gobernantes de Estados Unidos y Canadá están felices porque el petróleo pasará a ser una mercancía más y poco a poco se adueñarán de él".

Responsabilizó al PRD de haber ayudado a impulsar la aprobación de la reforma energética, que permite la inversión privada y extranjera en la renta petrolera, al votar en favor de la hacendaria.

Eso "les facilitó la obtención de recursos para la reforma energética. La reforma hacendaria fue para tapar el agujero que dejara la energética".

Batres anunció ayer que el próximo 18 de marzo se llevará a cabo una movilización en cada entidad para conmemorar el aniversario de la expropiación petrolera. Destacó que Andrés Manuel López Obrador, presidente del Consejo Nacional de la organización, encabezará el acto en Tabasco.

Por separado, el líder del Partido del Trabajo, Alberto Anaya, sostuvo que la Cumbre no tiene otra lectura más que el perfeccionamiento de la entrega de los recursos energéticos. Liliana Padilla/México

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]