Prometen diputados de NL avalar figura para uniones gay

Ante este avance para la comunidad LGBT retiraron el plantón que tenían frente al Congreso.
Aunque no lo consideran "lo ideal" sí están de acuerdo en que es un avance.
Aunque no lo consideran "lo ideal" sí están de acuerdo en que es un avance. (Jorge López)

Monterrey

Tras 156 días de permanecer afuera del Congreso local, el plantón por la igualdad de la comunidad LGBT se retiró, pero con la promesa de los diputados de legislar las uniones civiles.

Los representantes del Movimiento por la Igualdad en Nuevo León, Jennifer Aguayo, Mario Rodríguez y Omar Solís, informaron que los legisladores se comprometieron a subir al Pleno una iniciativa de reforma al Código Civil para incluir la figura de "unión civil", equiparable al matrimonio, y al que podrán tener acceso las parejas homosexuales.

TE RECOMENDAMOS: Avanza amparo de vecinos vs museo en el Rufino Tamayo

Los coordinadores de todas las bancadas acordaron que el dictamen fuese votado a partir del 4 de abril, aunque hasta el momento no ha ocurrido; sin embargo, los activistas señalaron que esto debe suceder antes de que termine la actual legislatura.

Aguayo mencionó que éste fue el único logro obtenido durante el tiempo que duró el plantón y que le daría certeza jurídica a las parejas del mismo sexo.

No obstante, confió en la acción de inconstitucionalidad sobre el tema del matrimonio igualitario, promovida ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la cual terminaría por regular este tipo de uniones con el nombre de matrimonio.

"Los diputados de nuestro estado quieren transitar únicamente una figura que se llame unión civil, que pueda ser equiparable al matrimonio.

"Nosotros aceptamos esa propuesta para poder hacer una estrategia en conjunto con la CNDH, para que pudiera demandar al Congreso por una acción de inconstitucionalidad. Esta demanda ya existe", precisó Aguayo.

Mario Rodríguez consideró que, aunque no es lo ideal, la figura de las uniones civiles es un avance debido a que muestra una mayor apertura respecto a años anteriores.

"Durante muchos años tuvimos un 'no' rotundo por la clase política local, eso incluía todos los partidos y algunos poderes fácticos, como la Iglesia católica, las iglesias cristianas. De cinco años a la fecha, hoy tenemos un 'sí', pero de una manera diferente", dijo.

Respecto a los temas de la Ley de Identidad de Género y el registro de hijos de parejas del mismo sexo, no hubo ningún avance.

Los activistas agradecieron el apoyo de los regiomontanos, pues en el plantón lograron recabar más tres mil 500 firmas de apoyo a su causa.

fsad