Con Trump, dólar por arriba de $22 e inflación en 6%

Analistas reconocen que el triunfo de Hillary Clinton no garantiza que las relaciones económicas bilaterales serán mejores por su oposición al TPP.
El magnate inmobiliario y candidato republicano, Donald Trump.
El magnate inmobiliario y candidato republicano, Donald Trump. (Reuters)

México

Un triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos provocará una reducción de 0.8 puntos porcentuales en el PIB mundial, un “choque en los mercados financieros (tasas de interés, tipos de cambio y bolsas de valores) por un periodo más prolongado” y una recesión económica en EU que afectará a México.

Las previsiones negativas para México si gana Trump, elaboradas por los grupos financieros Banorte-Ixe y Citibanamex, incluyen menor crecimiento del PIB para 2017 (1.8 contra 2.3 por ciento con una victoria de Hillary Clinton); proteccionismo comercial discriminatorio, agresiva política migratoria, menores inversiones y consumo, inflación de hasta 6 por ciento en 2017, tasas de interés de 8 por ciento en 2018 y un tipo de cambio que superará los 22 pesos por dólar en el corto plazo.

Los analistas de ambas agrupaciones dan mayores probabilidades de triunfo a Hillary Clinton, pero reconocen que eso no significa que las relaciones económicas bilaterales serán mejores por su oposición al Tratado Transpacífico (TPP) y su posición de revisar el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN).

Gabriel Casillas, director general adjunto de Análisis Económico y Bursátil del Grupo Financiero Banorte-Ixe; Delia Paredes, director ejecutivo de Análisis Económico; Katia Goya, economista senior Global, y Juan Carlos García, economista Global, destacaron en su trabajo que ante el repunte de Trump en las preferencias electorales, “que reduce nuestra confianza en el pronóstico del resultado, seguimos creyendo que de contar con una sorpresa negativa el tipo de cambio pudiera presionarse a la zona de 21.30-22.00 pesos e incluso por encima como reacción inmediata”.

Explicaron que del 8 de noviembre de 2016 al 20 de enero de 2017 “será el peor momento para México y tal vez para el mundo, bajo el supuesto de que Trump gane la elección”.

La razón que exponen es que el candidato republicano “podrá continuar haciendo comentarios sobre las políticas irracionales que desea instrumentar, sin llevarlas a cabo, pero con la gran diferencia de que ahora sí tienen gran potencial de materializarse”.

En ese periodo prevén un “alto grado de incertidumbre” que implicará posponer decisiones de inversión y que los consumidores retrasen compras de bienes duraderos como automóviles, línea blanca y casas. El impacto reducirá al PIB cerca de 0.3 puntos porcentuales de crecimiento en 2016, y propiciará una “reacción extrema de variables financieras”.

Después del 20 de enero, si Trump protesta como Presidente, “habría un efecto menos negativo para México” ante la probabilidad de que “no lleve a cabo ni el uno por ciento de las políticas que ha dicho instrumentará y no porque sea perjudicial para México, sino porque consideramos que sería muy negativa para EU”.

DISMINUYE EL PIB

Los analistas de Estudios Económicos del Grupo Financiero Citibanamex Sergio Luna, Ernesto Revilla, Arturo Vieyra, Raúl Rodríguez y Guillermina Rodríguez en su análisis electoral se preguntaron ¿qué pasaría si gana Trump?, y respondieron:

“Anticiparíamos un crecimiento económico (para México) de 1.8 por ciento para todo 2017 en lugar de nuestro escenario central (que asume la victoria de Clinton) con un estimado de 2.3 por ciento. En consecuencia, variables económicas clave como el consumo, las exportaciones manufactureras y la creación de empleos formales en México también se desacelerarían. En lo que se refiere al tipo de cambio, pensamos que una hipotética victoria de Trump llevaría inicialmente a una sobrerreacción del peso, pero luego se estabilizaría cerca de sus máximos recientes de entre 19.8 y 19.9”.

Prevén que en 2018 y 2019 habrá un “ligero repunte en el crecimiento económico en un rango de entre 1.0 y 2.0 por ciento, o bien, una recesión en el caso de que Trump cumpla cabalmente lo que ha propuesto durante su campaña, ya que una composición de política económica inconsistente en EU (déficit fiscal insostenible produciendo inflación y con ello la necesidad de incrementar más la tasa de política monetaria por parte de la Fed) llevaría a dicho país a una recesión económica. Como resultado, variables macroeconómicas clave en México como el consumo, las exportaciones manufactureras y la creación de empleos formales también se desacelerarían”.

Estimaron un 70 por ciento de probabilidad que Clinton gane las elecciones y puntualizaron que una victoria de Trump “recortaría el crecimiento del PIB mundial alrededor de 0.7 y 0.8 puntos porcentuales”, y “exacerbaría la incertidumbre generando un choque en los mercados financieros por un periodo más prolongado”.

Los especialistas comentaron que la inflación en 2017 puede superar 4 por ciento y llegar a 6 por ciento anual, y que el Banco de México tendría que “aumentar la tasa de interés objetivo a un pico entre 6.5 y 8 por ciento al final de 2018”.

Por lo pronto, los mercados cerraron la semana con pérdidas. En Estados Unidos el Dow Jones cayó 1.5 por ciento, el S&P500 1.94 por ciento, el Nasdaq el 2.77 por ciento y el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores 2.96 por ciento.

MÉXICO EXHORTA A NACIONES A RATIFICAR EL ACUERDO DE PARÍS

El gobierno de México celebró la entrada en vigor del Acuerdo de París sobre cambio climático, y llamó a los países que aún no lo han hecho a ratificarlo.

Invitó a líderes locales, nacionales, internacionales, inversionistas, empresas y ciudadanos de todo el mundo a llevar acciones que nos permitan cumplir con los objetivos del acuerdo y hacer frente a una de las amenazas globales más apremiantes, que es responsabilidad de todos.

En un comunicado, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dijo que México se une a la campaña mundial propuesta por el gobierno de Francia para reducir la emisión de gases de invernadero a la atmósfera.

Señaló que a un año de su aprobación en la COP21 de París, ayer entró en vigor el acuerdo, mucho antes de lo esperado.

Para celebrar este hecho histórico, el edificio de la Secretaría de Relaciones Exteriores se iluminó de verde.

Con información de: Notimex/México.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]