Las ‘tribus’ dejan fuera a Ebrard de plurinominales

Aseguran un lugar para Jesús Zambrano y Guadalupe Acosta Naranjo; René Bejarano queda excluido, ya que su corriente solo puede postular a mujeres y el ex delegado de Iztapalapa Jesús Valencia es ...
O Muchos estaban molestos por la mala organización y porque el lugar resultó muy pequeño.
Muchos estaban molestos por la mala organización y porque el lugar resultó muy pequeño. (Jesús Quintanar)

México

Marcelo Ebrard se quedó sin posibilidades de llegar a la Cámara de Diputados, luego de que las corrientes del PRD se negaron a darle un lugar preferente en la lista plurinominal por la cuarta circunscripción.

Ayer por la mañana, el ex jefe de Gobierno del DF envió una carta al Consejo Nacional del PRD para pedir su inclusión en la lista de candidatos de representación proporcional y reiteró que su intención no era obtener el fuero, sino la reorganización de las fuerzas de izquierda. Sin embargo, pasado el mediodía Carlos Navarrete, dirigente nacional, se reunió con Ebrard para informarle que, producto de las negociaciones internas y los pocos espacios garantizados, las corrientes no quisieron cederle un lugar.

Con apoyo de una decena de consejeros nacionales integrantes de su corriente, Movimiento Progresista, Ebrard pidió el respaldo de todas las expresiones, sin embargo, las estimaciones apuntan a que el PRD obtendría 10 lugares en la cuarta circunscripción, y por el tema de paridad de género, solo cinco hombres, uno de ellos, menor de 30 años, tendrían posibilidades de llegar a San Lázaro. En total se prevé el ingreso de entre 25 y 30 legisladores por la vía plurinominal.

Aunque anoche se mantenían las negociaciones entre corrientes, tanto el grupo de Ebrard como las corrientes mayoritarias, encabezadas por Nueva Izquierda, veían difícil el ingreso del ex jefe de Gobierno a San Lázaro.

Casi ocho horas después de instalado el tercer pleno extraordinario del noveno Consejo Nacional, las corrientes negociaban la lista plurinominal. Con un estimado de 30 espacios seguros, los líderes analizaban dejar fuera a los aspirantes externos, como el actor Sergio Mayer, para garantizar el ingreso de Jesús Zambrano —en el primer lugar de la cuarta circunscripción— y Guadalupe Acosta. Incluso, René Bejarano quedó fuera, debido a que a su corriente, Izquierda Democrática Nacional, le correspondían dos lugares para mujer. La tribu ADN perfilaba la inclusión de Jesús Valencia, ex delegado de Iztapalapa. La corriente con más consejeros, Nueva Izquierda, registró en lugares para hombres.

Respecto a la lista de mayoría relativa, había complicaciones en las postulaciones en al menos 128 de los 300 distritos; de ellos 75 entre los 100 prioritarios, debido a la obligación de cumplir con la paridad de género.

Además, se acordó reservar las candidaturas federales en Guerrero y el Distrito Federal, a la espera de los respectivos consejos estatales.

La coalición con el partido del Trabajo también generó molestias, pues en el convenio se ofrecieron al menos seis distritos ganadores, y el PT buscaba un mayor número de espacios. Por lo que se acordó que para mantener el acuerdo el PT debía aceptar la alianza para las gubernaturas de Guerrero y Michoacán.

Por la tarde, al arranque del consejo perredista, la mayoría rechazó el proyecto de presupuesto 2015 presentado por la secretaria de Finanzas, Rosario Rosales, por lo que deberá ser el Comité Ejecutivo Nacional el que le dé el aval.

A puerta cerrada, la titular de Finanzas presentó el proyecto que incluía ingresos por 900 millones 414 mil pesos; sin embargo, el ajuste de recursos a los estados, que era de 529 millones de pesos, generó inconformidades e impidió que se validara. Del informe financiero se desprendió una deuda acumulada de 46 millones 460 mil 344 pesos.

:CLAVES

EL CONTENIDO

“Busco ser diputado federal por mi partido en la próxima legislatura. No para escudarme en el fuero político que no necesito y ya no existe. Voy para construir una agenda propia en la que la gente sea el centro de todas las políticas y acciones de gobierno y reconstruir a la izquierda, hoy fragmentada, para recuperar su legitimidad como conducto a favor por las decisiones de la gente”, afirmó Ebrard.

El ex jefe de gobierno sostuvo que desde la Cámara de Diputados “propongo este esfuerzo: participar en la agenda nacional de la izquierda para derrotar al PRI en el 2018. Debemos hacerlo porque es el fin de un ciclo. La izquierda podría y debe presentar un proyecto distinto para empezar un nuevo ciclo progresista en México”.