Buscan evitar más liberaciones por fallas de proceso

Autoridades estatales se reunirán con el presidente del Tribunal Superior de Justicia para compartir información que les permita mejorar los procesos legales.

Monterrey

El Gobierno del Estado acordó con los alcaldes metropolitanos llevar a cabo una reunión con el presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) para mostrarles su preocupación y ver el motivo por el cual dejan en libertad a los delincuentes que cometen robos del fuero común.

Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León, dijo que habrán de ponerse de acuerdo con el TSJ para ser más eficientes en las labores de sentencias y procesos legales, así como compartir información sobre cómo hacer mejor las cosas.

“Acordamos que los alcaldes y el gobernador practiquemos con el presidente y los magistrados del Tribunal Superior de Justicia para externarles nuestra preocupación de que la Policía detiene, la Policía consigna y el juez libera o pone en custodia con el Nuevo Sistema de Justicia y estamos teniendo problemas de que muchos de los detenidos están siendo liberados y queremos ponernos de acuerdo para ser más eficientes.

"Las Policía detiene y el juez libera, y es un sistema procesal o un tema de lo que sea, queremos nosotros estar también enterados para capacitar a nuestra Policía y cumplir con las cosas que se requieran", refirió.

Ya con anterioridad, Mauricio Fernández Garza, alcalde de San Pedro, cuestionó a diversos jueces por haber dejado en libertad a delincuentes capturados por su Policía municipal.

El 16 de octubre pasado, el entonces alcalde electo de San Pedro Garza García "tronó" en contra de la Policía Ministerial, luego de que la policía sampetrina lograra la detención en las últimas dos semanas de ladrones y delincuentes provenientes de Colombia, Perú y el Distrito Federal, en cuatro casos distintos y, casualmente, ya fueron liberados.

Este mismo panorama fue criticado por el alcalde de San Nicolás Víctor Fuentes Solís, quien ayer posterior a la reunión, anunció la creación de una “ratonera” o cárcel para delincuentes que roban cosas menores y tratar de erradicar de esa manera los robos del fuero común que al arranque de este año van al alza.