Sólo 5 estados homologaron sus leyes de transparencia

A menos de 20 días de que se cumpla el plazo legal para homologar su legislación en materia de transparencia, solo Baja California, Coahuila, Chihuahua, Jalisco y Morelos completaron los cambios.
El presupuesto representa un 25 por ciento más de lo que estaba planeado erogar.
Solo ocho entidades han homologado su ley de transparencia. (Grupo Milenio)

Ciudad de México

Sólo ocho de 31 entidades han hecho modificaciones a sus leyes en materia de transparencia para homologarlas con la legislación federal, cuando en menos de 20 días vence el plazo para cumplir con este proceso.

Sólo Baja California, Coahuila, Chihuahua, Jalisco y Morelos ya completaron sus cambios y tres más, Oaxaca, Tabasco y Querétaro, tuvieron artículos que significaban regresiones en materia de transparencia, por lo que el INAI interpuso recursos de inconstitucionalidad y tuvieron que dejar pendiente la aprobación de los dictámenes.

En el caso específico de Querétaro, el legislativo local acogió las observaciones hechas por el pleno del INAI y se subsanaron las deficiencias.

El resto de los estados no contempla obligaciones fijadas por la ley que incluyen sujetos obligados para la transparencia, como lo son sindicatos y fideicomisos.

De acuerdo con lo establecido en la ley federal, en caso de que los estados no efectúen su legislación particular, la ley federal les aplicará de manera directa.

Para junio de 2015, los estados tenían deficiencias como tiempos de reserva más prolongados que la ley general, no incluyen a los fideicomisos y sindicatos como sujetos obligados, no contemplas comités locales de transparencia o bien no tienen plazos obligados para actualizar la información que es indispensable que esté en un sitio de acceso a la información.

En entrevista con Milenio, Joel Salas comisionado del INAI, consideró que las adecuaciones legales que deben hacerse en los estados también requieren un entramado legal que castigue los delitos encontrados a partir de conocer la información; lamentó que a pesar de que en los últimos años se cuenta con un mayor cúmulo de información, aún no hay necesariamente un entramado institucional para castigar la corrupción o las faltas a la ley.

Aseguró que a pesar de las modificaciones y las posibilidades de contar con más acceso a información, los métodos de castigo no han sido acordes a los delitos, por lo que no permite ejecutar de manera expedita resultados.

"Estamos en la construcción del sistema Nacional de Transparencia y estamos en la construcción del sistema Nacional Anticorrupción con la idea de que estos dos sistemas se formen y puedan dar tiros de precisión con información para que ya sabiendo que hubo esos tiros, tengan consecuencias. Uno de los grandes lastres que tiene nuestra democracia, es este sentimiento de impunidad debido a la corrupción generalizada, es un gran desafío que se puedan construir reglas claras para evitar que más información no abone a este sentimiento de impunidad", explicó.