• Regístrate
Estás leyendo: Transgénero protesta y AMLO ofrece inclusión
Comparte esta noticia
Miércoles , 15.08.2018 / 10:43 Hoy

Transgénero protesta y AMLO ofrece inclusión

Durante su gira por Hidalgo, el de Morena ha sido cuestionado y sus actos han durado más de lo normal.

Publicidad
Publicidad

En Hidalgo, los simpatizantes de Morena y PT no se guardaron nada. En los municipios de Apan y Cuautepec, los asistentes a sus “pláticas informativas” cuestionaron al tabasqueño. Le preguntaron sobre los temas que les interesaban. Incluso unos protestaron y otros le pidieron congruencia.

Primero en Apan, municipio famoso por su pulque y cuna de la charrería, el precandidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia ofrecía acabar con la corrupción cuando una mujer gritó: “¿Pero cómo lo vas a hacer?”.

De inmediato López Obrador contestó: “Ahora lo explico, es muy importante esa pregunta”. Enseguida argumentó que si el presidente es honesto, el resto de los funcionarios y servidores públicos tendrían que serlo.

“¿Qué le puede decir Peña al gobernador de Hidalgo? Ni modo que le diga: ‘oye, estás robando mucho’. ¿Qué le contestaría el gobernador de Hidalgo? ‘Pues tú qué hablas, si tú robas más’. Cuando arriba se dé buen ejemplo, se va a limpiar de corrupción el gobierno”.

El líder de Morena enfatizó que de llegar a la Presidencia de la República “no vamos a traicionar al pueblo.

“Ustedes me tienen confianza, pero no está demás que les diga que no me vean como si fuese yo un político corrupto, de los que ofrecen y no cumplen, yo estoy acostumbrado a cumplir mis compromisos”. Enseguida se llevó una carretada de aplausos y los gritos de “¡Obrador! ¡Obrador!”.

Más de media hora después ya empezaba a despedirse de la multitud que acudió al mitin en el jardín municipal, cuando tres voces se escucharon: “¿Qué vas a hacer con la gasolina?”, “¡la gasolina!”, “¿va a seguir subiendo?”.

En siete minutos les dio respuesta. Enseguida el segundo adiós empezaba con un: “Me dio mucho gusto estar con ustedes”, cuando un hombre mayor, le pidió su opinión sobre la ley de seguridad interior, y el respondió.

En promedio, sus mensajes de precampaña han durado de 33 a 40 minutos. Ayer en la Altiplanicie pulquera, el tabasqueño habló por más de 54 minutos, sin contar presentaciones de quienes lo acompañaban y los respectivos saludos.

En las plazas públicas y demás puntos donde se ha presentado desde el inicio de precampaña, la gente que convoca grita, asiente, reprueba, incluso complementa o adivina lo que dirá arriba de un templete o escenario, pero siempre a su favor, siempre dándole la razón.

Ayer en Apan la gente quería saber los cómos y no solo los qués.

Pero no fue solo ahí. Este jueves, el precandidato presidencial siguió su recorrido por dos municipios del Valle de Tulancingo.

En Cuautepec, una persona transgénero le pidió congruencia con su discurso de inclusión porque no la habían dejado subir al escenario. López Obrador apenas iniciaba el discurso, pero solicitó al personal que le permitieran el acceso “con todo y bandera”, la característica de colores de este movimiento.

Apenas subió al escenario le levantó la mano y pidió respeto y unión. “Este es un movimiento amplio”, arengó y reiteró su compromiso con la diversidad sexual.

La persona transgénero permaneció ahí la más de media hora que duró el mensaje del candidato presidencial.

Al final le volvió a levantar la mano y hasta foto quiso tomarse al finalizar el acto, aunque la ola de gente que también se acercó a López Obrador no se lo permitió.

Su gira de ayer por Hidalgo concluyó en el municipio Acaxochitlán. Apenas subió al templete le colocaron un collar y una corona de flores, ambos típicos de la región.

Durante los más de 30 minutos que habló, tampoco faltaron los gritos y exclamaciones de siempre, pero un hombre siguió una inercia que parecía traerse ayer en Hidalgo cuando López Obrador hablaba de Higa, “la constructora favorita de Peña”.

—¿Quién construyó el segundo piso?

—Un peje pero no largarto. ¿Quieren que les cuente cómo me surgió la idea de los segundos pisos? En mi pueblo siempre nos inundábamos, y se tienen que hacer tapancos para subirnos cuando hay crecientes, y como ya era mucho carro abajo, pues dije vámonos para arriba”. La gente rió y el tema no volvió; al final siempre vencieron los aplausos y los gritos a favor.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.