San Pedro regulariza en 'fast track' torre Tanarah

El alcalde Ugo Ruiz Cortés dijo que a cambio de la regularización, los representantes de la Desarrolladora Trinity se desistieron de los juicios administrativos contra el ayuntamiento sampetrino.

Monterrey

A unas horas del cambio de administración municipal, el Cabildo de San Pedro Garza García avaló por mayoría la regularización de la torre Tanarah.

La edificación, ubicada en la avenida Vasconcelos, en la colonia Santa Engracia, había sido cuestionada por incumplir con normas de Protección Civil y violar la altura permitida.

Ahora, a punto de entregar el Ayuntamiento, Ugo Ruiz Cortés, alcalde de San Pedro, aseguró que la torre cumple con lo solicitado para su regularización.

Manifestó que se cumplieron recomendaciones de Protección Civil, se retiraron anclajes de la torre a la plaza comercial y se demolieron pisos que ponían en riesgo la zona.

"Al momento de quitar el peso de los cuatro pisos y medio que se demolieron y de retirar los anclajes, Protección Civil estimó que se había cumplido con la recomendación", dijo.

Para continuar la regularización, el edil sampetrino manifestó que la Desarrolladora Trinity, dueña de la torre Tanarah, agotó un proceso administrativo en siete semanas.

A cambio de la regulación, se solicitó al representante legal de la Desarrolladora Trinity, SA de CV, Francisco Montemayor, retirar demandas contra el municipio.

Reunir firmas de vecinos y obtener el visto bueno del Consejo Ciudadano y de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, fueron también parte de los requisitos para regularizarse.

Aunque el expediente ingresó para su análisis este 29 de octubre, el alcalde Ugo Ruiz aseguró que se cumplió con lo establecido en el reglamento.

"El expediente ingresó el día de ayer (29 de octubre) habiendo agotado la última etapa, pero entre las firmas de vecinos, el visto bueno de Protección Civil, el visto bueno del Consejo, el tema de la comisión de regidores, eso es lo que ha venido sucediendo en los últimas seis, siete semanas.

"Pudo haber sido en la primer sesión ordinaria de la próxima administración o en una sesión extraordinaria como lo hicimos ahora, decidimos hacerlo en una sesión extraordinaria como las otras seis o siete sesiones que tuvimos porque éste era un asunto especial que para esta administración representó un tema icónico, una batalla jurídica que emprendimos, buscando generar un principio de orden y nos parecía también de una manera especial poder terminarlo en esta administración", alegó.

Fueron al menos dos juicios administrativos y denuncias penales las que Montemayor retiró para que la torre Tanarah fuera regularizada.

"Queda un principio salvado, el de buscar poner orden en el municipio y que se respetaran los reglamentos y que no se pusiera en riesgo a nadie, entonces a partir de cumplir con las condicionantes del retiro de los riesgos una vez que se demolieron los pisos quedaba abierta esta posibilidad de que se regularizaran en lo administrativo y al momento de recorrer este camino es lo que hicimos ahora", manifestó el alcalde saliente.

Como parte de las últimas condicionantes que se le solicitaron fue la colocación de contenedores de basura y plantar árboles en los alrededores.

Si bien se indicó que el desarrollador cumplió con las firmas, se indicó que una vecina declinó en otorgar el aval.

El alcalde sampetrino indicó que aunque otros cuatro pisos buscaban tumbarse, con lo cumplido se solventó la regularización.

Quienes decidieron no ser parte del aval de la regulación de la torre Tanarah fueron las regidoras Myrthea de la Peña, quien se abstuvo de votar; en tanto, María Cristina Moreno emitió su postura en contra.

La demolición de cuatro pisos y medio de la torre Tanarah comenzó el 1 de agosto de 2014 luego de que las autoridades municipales y de Protección Civil determinaran que la edificación representaba un riesgo al sector.

Fue el alcalde Ugo Ruiz Cortés quien subió acompañado de equipo de seguridad al último piso de la torre Tanarah para comenzar su demolición. A más de un año del derrumbe de la primera piedra, el edificio de Vasconcelos ha sido regularizado.

De acuerdo con los permisos solicitados por los dueños de Tanarah, la edificación sería utilizada como hotel en la colonia Santa Engracia.