Oficializa Congreso tope de cinco por ciento a deudas

A pesar de que algunos municipios pedían tener un equivalente al 10 por ciento de sus ingresos, esto no fue aprobado por los diputados locales.

Monterrey

El Congreso del Estado concretó este miércoles el recorte a los topes de deuda solicitados por los municipios de la zona metropolitana y algunos rurales, autorizando un techo de financiamiento fijo del cinco por ciento para los 51 Ayuntamientos de Nuevo León.

Construcciones de nuevos palacios municipales, proyectos de inversión o simplemente para tener un "colchón financiero", algunos municipios solicitaron autorización del Congreso del Estado para que se les permitiera tener un tope de deuda equivalente al 10 por ciento de sus ingresos anuales o incluso algunos como Pesquería, por el 98 por ciento de su presupuesto anual.

Estas cifras fueron consideradas excesivas por los diputados locales que desde comisiones el pasado lunes acordaron fijar un tope de deuda de sólo un cinco por ciento de sus recursos anuales, siendo aprobado así en comisiones.

Este miércoles, durante la última sesión ordinaria del Penúltimo Periodo de Sesiones, los legisladores locales votaron en bloque los paquetes fiscales de los municipios del estado, durante el informe de las cinco comisiones de Hacienda Municipal.

Los municipios de San Pedro, Santa Catarina, Juárez y Apodaca habían solicitado manga amplia para adquirir más deuda en 2015 hasta lo equivalente al 9 o 10 por ciento de sus ingresos anuales, sin embargo, los diputados locales no observaron justificantes para permitir dichos endeudamientos por lo que fueron negados.

Tampoco las peticiones de los Ayuntamientos de Escobedo, García y San Nicolás fueron escuchados y no les autorizaron sus techos de financiamiento del 8 por ciento que habían solicitado mediante sus cabildos.

Por su parte, el municipio de Pesquería había solicitado la autorización para pedir un préstamo por el 98 por ciento de sus recursos, el cual también fue negado por los diputados locales, quienes le dieron permiso sólo para solicitar una nueva deuda por el cinco por ciento de su presupuesto.

El otro municipio rural que había solicitado manga ancha para adquirir deuda era Salinas Victoria, quien quería construir un nuevo Palacio Municipal, y a quien tampoco se le autorizó el 33 por ciento de tope que pidió a los legisladores locales.

Por otro lado, los diputados autorizaron el incremento en el impuesto predial en los municipios de Pesquería y Salinas Victoria por un 15 por ciento, así como en el municipio de Apodaca en el mismo porcentaje, pero solamente para zonas industriales.