“El título de héroe no se lo pusieron, se lo ganó”

Senadores notifican la decisión de entregarle la Belisario Domínguez.
Roberto Albores y Sonia Mendoza visitaron a la familia en Veracruz.
Roberto Albores y Sonia Mendoza visitaron a la familia en Veracruz. (Especial)

México y Xalapa

El presidente y la secretaria de la Comisión de la Medalla Belisario Domínguez, Roberto Albores y Sonia Mendoza, viajaron a Veracruz para notificar a la familia la decisión de reconocer a Gonzalo Rivas.

Hoy el Senado entregará la presea a Clitia del Socorro Cámara, madre del llamado “héroe de la gasolinera” de Chilpancingo, Guerrero, luego de que la esposa, Rosalba Casimiro, acusó a los normalistas de Ayotzinapa de causar su muerte.

Además el teniente de fragata de la Armada de México Iván Rivas, como hermano del recipiendario, emitirá el discurso oficial en la ceremonia, a la que acudirá el presidente Enrique Peña Nieto.

Rivas es el primer ciudadano común en recibir este galardón desde su creación, el 7 de octubre de 1953; son 64 los mexicanos ilustres galardonados, entre ellos Jaime Torres Bodet, Juan de Dios Bátiz, Rufino Tamayo, Carlos Fuentes, Jaime Sabines y Cuauhtémoc Cárdenas.

La propuesta de reconocerlo fue impulsada por Luis González de Alba antes de morir, quien remitió una carta al senador Albores para hacerle la petición y cada semana lo recordaba en su columna en MILENIO Diario.

Luego de recibir a los legisladores, la señora Cámara Murillo dijo admirar “la valentía de su hijo para salvar a tanta gente... el título de héroe no lo tiene ni se lo pusieron nada más porque sí, sino porque se lo ganó; yo le aseguro que él lo hizo pensando en la gente”.

No obstante, reclama: “Cómo puede pasar una cosa así tan grande, cómo puede haber gente a la que no le importe la vida de otras personas, pero así es la vida”.

En su casa en Veracruz señaló que “recibirá orgullosa” la presea, pero hubiera preferido que su hijo no expusiera su vida; afirma que lo hizo por sus principios y el deber hacia el prójimo. “No pensó en su vida, sino en la de los demás... hay mucha gente en el mundo y la mayoría, como los que estaban allí, salen corriendo...”, dijo.

Fernando Rivas Ramos, el segundo de los hijos del homenajeado, manifestó que en México “hay muchas personas que son igual de valientes (que su papá), que entregan su vida en el servicio y esa medalla que le dan es para todos aquellos que hacen actos heroicos, pero no salen a la luz pública, pertenece a todos los civiles”.

Gonzalo Miguel Rivas Cámara pertenece a una familia de marinos, pues su padre y su hermano también fueron parte de la Semar; él ostentó el grado de teniente de fragata y se dio de baja del servicio activo hace 15 años, cuando radicaba en Chilpancingo.

“Su decisión de salvar la vida de los ciudadanos, el 12 de diciembre de 2011, al evitar la explosión de una gasolinera, mostró el espíritu de servicio y entrega que le infundió la Armada, que entrena a sus elementos con los valores de ayuda y autosacrificio por los demás”, explica el dictamen.

Por otro lado, Alfonso Esquivel, abogado de Rosalba Casimiro, informó que la esposa de Gonzalo Rivas y sus hijas, no asistirán a la entrega de la medalla, por un cambio de condiciones por parte del Senado, “es una decisión tomada y definitiva, les notificaron que no las recibirán ellas, que solo querían que estuvieran presentes”, dijo en entrevista con Adela Micha para Imagen Radio.  


CLAVES

DIGNO RECONOCIMIENTO

El presidente Enrique Peña Nieto consideró que la Medalla Belisario Domínguez es un “digno reconocimiento” a Gonzalo Rivas, “a un héroe anónimo”.

“El Senado está reconociendo el heroísmo anónimo que se da en muchos lados; aquí claramente identifica a una persona que salvó la vida de otros”, dijo.

El titular del Ejecutivo dio a conocer que tiene previsto asistir este jueves a la cámara para presenciar la entrega del galardón a la madre de Rivas.