Se enfría el ‘tiro’ entre López Obrador y Zepeda

Lancé un emplazamiento al perredista y cayó, dice AMLO; soy respetuoso, responde ex alcalde de ‘Neza’.
El dirigente de Morena acompañó a Delfina Gómez en un acto.
El dirigente de Morena acompañó a Delfina Gómez en un acto. (Especial)

México

Aunque el “tiro” estaba cantado en Nezahualcóyotl desde el pasado viernes entre Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena, y Juan Zepeda, candidato del PRD a la gubernatura por el Estado de México, para saber si el ex alcalde de Neza declinaba por la morenista Delfina Gómez, éste no se dio. A cambio, el tabasqueño gesticuló una sonrisa, cual niño a punto alguna travesura.

“Tengo información de que el próximo domingo la mafia del poder en esta entidad hará un simulacro donde verán cómo llevar y pagar a los acarreados para votar por el Fifi de (Alfredo) Del Mazo el próximo 4 de junio”.

“Muy de buenas”, reveló que mañana hará un llamado “en defensa del voto” en el Estado de México, en especial a servidores públicos del gobierno de la entidad, federal, soldados y policías, “pues son parte del operativo que usarán en las elecciones”.

López Obrador adelantó que “la mafia del poder utiliza algo llamado cajas amigas, que tendrán en cada sección electoral para ir por la gente, pero mañana daré a conocer otras cosas sobre dónde va a llegar el dinero. La información me llega todos los días, desde Los Pinos, el Cisen, la oficina de (Miguel Ángel Osorio) Chong, la Procuraduría (General de la República) y el gobierno del Estado de México”.

CONSENTIDO DE PEÑA

De Zepeda, dijo: “Cómo voy a hablar con él si está de consentido de Peña Nieto. No hay ninguna comunicación con los perredistas, pues es claro que están con Peña. Ya lo sabíamos, nada más que les hicimos el emplazamiento para que se quitaran la máscara... ¡y lo logramos! La alianza con el PRD para 2018 está descartada”.

Durante los dos mítines en Neza, AMLO les recetó a sus adversarios aquello de “puercos, chivos marranos, cerdos”, mientras a sus seguidores les recomendó: “digan que sí a todo y a la hora de la hora ¡toma tu voto Peña Nieto!”, letanías que en coro repiten los asistentes, tras vitorear al tabasqueño.

SERENO, MORENO

Ante una multitud vestida de amarillo, el candidato del PRD, sonriente, pero con ese tono, invitó al dirigente de Morena “a serenarse, a no llamar a toda la gente que no está con él ‘paleros y vendidos’, pues yo soy de barrio y sé que de la violencia verbal se pasa a la otra, y ahí sí, no le entró.

“Soy respetuoso, y a mí sí me enseñaron que lo cortés no quita lo valiente, y que el respeto al derecho ajeno es la paz”. Mencionó que su respuesta es “¡no!”, emulando al Peje al mover el dedo índice de su mano y exclamar: “¡lo que diga mi dedito!”, afirmó el candidato perredista.