• Regístrate
Estás leyendo: Textileros y futboleros, dueños de la empresa de helicóptero accidentado
Comparte esta noticia

Textileros y futboleros, dueños de la empresa de helicóptero accidentado

Los hermanos Rafael y José Antonio Torre Mendoza, originarios de Tlaxcala, son propietarios de la empresa Servicios Aéreos del Altiplano, a la que pertenecía el helicóptero en el que viajaba Martha Erika.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

Los hermanos Rafael y José Antonio Torre Mendoza, originarios de Tlaxcala, son propietarios de la empresa Servicios Aéreos del Altiplano, a la que pertenecía el helicóptero en el que viajaban el senador Rafael Moreno Valle y la gobernadora Martha Erika Alonso.

La aeronave se desplomó cuando viajaba de Puebla a la Ciudad de México y en el accidente perdieron la vida la gobernadora, el ex mandatario, el piloto, el copiloto y el asistente del senador Moreno Valle. 

Los propietarios de la empresa pertenecen a una familia dedicada al ramo textil y también son dueños del equipo de futbol Coyotes, en esa entidad.   

La empresa de aeronáutica tiene un par de concesiones por tiempo indefinido ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, una de ellas como taxi aéreo no regular y otra como taxi aéreo nacional, pero se desconoce el tamaño de la flotilla de aeronaves que poseen.

Precio del
Augusta 109
El helicóptero que se estrelló el lunes tiene un costo estimado en páginas de internet especializadas de alrededor de 6.3 millones de dólares.

Desaparición del padrón de proveedores 

Por otra parte, la empresa Servicios Aéreos del Altiplano S.A de C.V que es la propietaria del helicóptero Augusta 109 con la matrícula XA-BON en el que viajaban la gobernadora Martha Erika Alonso, su esposo, el senador Rafael Moreno Valle, y tres personas más, estaba dada de alta como proveedor del gobierno del estado todavía en el 2017 pero en el listado más reciente disponible, para consulta, de abril de este año, la empresa ya no aparece.

Sin embargo, José Antonio Torre Mendoza, el mismo que aparecía como representante de la empresa de servicios de transporte aéreo sí aparece en la lista más actual de proveedores pero representando a una empresa textil denominada Grupo Textil Providencia S.A de C.V y tiene asignado el folio P-15210 con el giro “elaboración de hilados y tejidos”.

El portal de internet de la empresa Servicios Aéreos del Altiplano S.A de C.V, no se encuentra disponible al público luego del accidente que le costó la vida a la gobernadora.

En un listado de proveedores de enero del 2017 la empresa propiedad de los hermanos Torre Mendoza aparece con número de registro P-15194 con el giro “transporte aéreo regular de pasajeros y de carga en aeronaves con matrícula nacional con rutas y horarios establecidos”, como representante de la empresa aparece José Antonio Torre y acredita como dirección de las oficinas la "calle Álvaro Obregón 151 número 7 interior 703-704, colonia Roma Norte,C.P.06700, delegación Cuauhtémoc, en el Distrito Federal".

En lista de proveedores de la Secretaría de la Contraloría más reciente para consulta pública y con actualización a abril de este año dicha empresa ya no aparece, aunque José Antonio Torre Mendoza, sigue apareciendo como representante de una empresa: Grupo Textil Providencia S.A de C.V

Gobierno había recibido certificación 

Recientemente, el gobierno del estado aún bajo el mando de Antonio Gali Fayad recibió una certificación para el traslado aéreo seguro denominado Certificado de aprobación del Sistema de Gestión de la Seguridad Operacional Aérea, otorgado por Roberto Coppe, en su calidad de Director de Servicios Logísticos de Apoyo al Ejecutivo. Coppe justamente piloteaba la nave en la que también el perdió la vida. 

Hasta ahora la empresa propietaria de la aeronave no ha emitido ninguna información respecto al accidente ni ha informado si colaborara con las investigaciones sobre la causa del accidente.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.