• Regístrate
Estás leyendo: Suben Peña y Trump tono contra caravana ‘violenta’
Comparte esta noticia

Suben Peña y Trump tono contra caravana ‘violenta’

Rechaza el presidente mexicano ingreso irregular de centroamericanos; el mandatario estadunidense recuerda a hondureños: “en mi país país nadie los quiere”.
Publicidad
Publicidad

Luego de que un grupo de hondureños ingresó por la fuerza la tarde de este viernes a la frontera sur de México, los presidentes Enrique Peña Nieto y el estadunidense Donald Trump endurecieron sus discursos en torno a la caravana de migrantes que busca llegar a Estados Unidos.

En un mensaje difundido por la noche en redes sociales y por televisión, Peña Nieto aclaró que “como país soberano México no permite ni permitirá el ingreso a su territorio de manera irregular y mucho menos de forma violenta.

“El ingreso violento al país no solo atenta contra nuestra soberanía, también pone en riesgo a los propios migrantes”, afirmó.

Añadió que los agentes de la Policía Federal que fueron agredidos en la frontera chiapaneca por migrantes estaban desarmados, en apego a protocolos de derechos humanos, por lo que varios resultaron lesionados.

Dijo que los migrantes podrán solicitar el ingreso por las vías que establecen las leyes y el derecho internacional.

Destacó que las secretarías de Gobernación y Relaciones Exteriores tienen la indicación de mantener el diálogo con la caravana “a fin de garantizar las condiciones de seguridad y de migración ordenada y respetuosa del marco legal”.

En tanto, Trump había enviado un mensaje de agradecimiento a México por contener la caravana de migrantes hondureños en los límites con Guatemala, aunque insistió en que llevará al ejército a la frontera sur si no funciona dicha estrategia.

Casi 10 horas después de que hondureños ingresaron al país, el mandatario estadunidense dijo que en la caravana que pretende llegar a Estados Unidos hay gente “muy mala, gente muy dura... y les diré que este país no los quiere”.

“Como saben, justo ahora México trabaja en su frontera sur. Están luchando contra personas malas en este grupo. Vemos a la gente entrar”.

Por la tarde, durante una reunión con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, Peña afirmó que México seguirá definiendo su política migratoria de manera “soberana” y con pleno respeto de los derechos humanos de los extranjeros.

En la residencia oficial de Los Pinos, ambos dialogaron sobre la caravana que arribó a la zona de Tucumán, Guatemala, en la frontera con Ciudad Hidalgo, Chiapas.

El mandatario dijo que México “siempre ha sido promotor de una política migratoria segura, regular y ordenada”.

En la reunión, Peña Nieto y Pompeo destacaron la importancia de la relación bilateral en áreas como seguridad, migración y libre comercio.

En un comunicado, la Presidencia de la República informó que el titular del Ejecutivo y el secretario de Estado coincidieron en los beneficios que traerá el nuevo acuerdo comercial para EU, Canadá y México, y reconoció la relevancia de la cooperación coordinada entre ambos países para impulsar el desarrollo económico y sustentable de la región.

Por separado, el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, sostuvo que el gobierno estadunidense ofreció 20 millones de dólares a las autoridades mexicanas para detener la caravana migrante proveniente de Honduras y hacer deportaciones masivas, dinero que no fue aceptado.

En entrevista con Azucena Uresti para Grupo Fórmula, el encargado de la política interior afirmó: “No hemos sido otro muro de Donald Trump, por eso la relación con ese gobierno es ríspida, porque solicitaban cosas que el país no iba a aceptar; pidieron que detuviéramos caravanas migrantes, incluso ofrecieron 20 millones de dólares y México no aceptó ni un centavo”.

Minutos después del incidente en la frontera, Navarrete dijo que dicha irrupción violenta fue un rompimiento de los acuerdos, por lo que se valorarán acciones a seguir.

El secretario señaló, en entrevista con Tania Díaz en MILENIO Televisión, que se trata de grupos organizados que utilizan a niños, mujeres embarazadas y jóvenes como “carne de cañón”.

Por la mañana, Pompeo reiteró al canciller Luis Videgaray la solicitud del gobierno de Trump para que México detenga la caravana antes de que llegue a su frontera, petición a la que el titular de Relaciones Exteriores (SRE) respondió que la política de México en esa materia la define el propio país.

Mientras el titular de la SRE salía de un acto para conmemorar el 73 aniversario de la Organización de Naciones Unidas (ONU), los hondureños rompieron las vallas de metal en la frontera sur para ingresar a México.

Cuestionado sobre las acciones que emprenderá la dependencia a su cargo, Videgaray reiteró: “Estamos atentos a lo que la autoridad migratoria mexicana decida”.

Antes, en la SRE, Videgaray y Pompeo se reunieron en privado cerca de 60 minutos, donde hablaron del tratado comercial trilateral, la seguridad, la migración ilegal y otros temas.

En su segunda visita a México, en menos de seis meses, Pompeo dijo: “El canciller y yo hablamos acerca de la importancia de detener este flujo antes de que llegue a la frontera de EU. Somos muy conscientes de que México manejará esto conforme a sus decisiones soberanas”.

Por la tarde, el estadunidense acordó con el próximo titular de la SRE, Marcelo Ebrard, que el eje central de la relación entre ambas naciones será mantener un diálogo político basado en el respeto y el reconocimiento de las diferencias.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.