Derechos de mexicanos dentro y fuera no se negociarán: SRE

Instruye la secretaria de Relaciones Exteriores a los diplomáticos a evitar provocaciones y posibles fraudes migratorios contra la comunidad mexicana en territorio estadunidense.
Manifestantes antiTrump se congregaron ayer en la Columna de la Independencia, en la Ciudad de México.
Manifestantes antiTrump se congregaron ayer en la Columna de la Independencia, en la Ciudad de México. (Jeff Roberson/AP)

México

Tras conocer los resultados de la contienda presidencial en Estados Unidos, la secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, convocó a una reunión de trabajo con el cuerpo diplomático acreditado en aquel país para discutir el futuro de la relación bilateral.

Durante el encuentro, la canciller instruyó al embajador de México en EU, Carlos Manuel Sada, así como a un grupo de cónsules, a evitar provocaciones y posibles fraudes migratorios contra la comunidad mexicana en EU.

Durante el periodo de campaña, el presidente electo Donlad Trump externó su intención de suspender las acciones ejecutivas implementadas por el actual mandatario, Barack Obama, conocidas como DACA y DAPA, que han beneficiado a millones de mexicanos.

Ante este escenario, la canciller exhortó a los cónsules a mantenerse cercanos a la comunidad mexicana y a transmitir mensajes de confianza y tranquilidad ante los momentos por los que se atraviesa en EU.

La SRE aseguró que se mantendrá la coordinación con las representaciones diplomáticas para seguir atendiendo las necesidades y orientar a los compatriotas, y reiteró que los derechos de los mexicanos dentro y fuera del país nunca van a ser negociados.

Como parte de la reunión que convocó la canciller este fin de semana con la Subsecretaría para América del Norte, que encabeza Paulo Carreño, se busca diseñar una serie de planes de asistencia y protección consular.

El encuentro se da luego de dos cartas que fueron entregadas de manera consecutiva los pasados días 8 y 9, en los que se les solicitó mantenerse atento a los resultados de un proceso en el que predominó un discurso antimigrante y antimexicano.

"Frente a la incertidumbre natural que se presenta en cualquier cambio de administración, los invito a seguir monitoreando constantemente cualquier desarrollo que pudiera afectar a la comunidad mexicana, tanto positiva como negativamente. Esto nos permitirá responder de manera oportuna a cualquier iniciativa que pudiera vulnerar sus derechos o dignidad, así como para asistirlos a acceder a programas que pudiera beneficiarlos", señaló la primera misiva.

Posteriormente, tras confirmarse el triunfo del magnate, Ruiz Massieu pidió a la red consular ser muy disciplinada y cautelosa para evitar controversias innecesarias y malentendidos, al reconocer que ello podría complicar su labor, "en detrimento de la tranquilidad de nuestros compatriotas".