SP 'tira' $6 millones y equipo para detectar autos robados

El Cabildo autorizó dar de baja el sistema de identificación para vehículos robados, por lo que decidieron dar de baja el sistema que nunca operó. 
Dicho sistema de identificación de autos robados nunca operó.
Dicho sistema de identificación de autos robados nunca operó. (Foto: Eduardo Mendieta)

San Pedro Garza García

Después de comprarlo en el 2011 en la administración de Mauricio Fernández a un proveedor polémico, ahora el Cabildo de San Pedro, que encabeza el mismo alcalde, autorizó dar de baja el sistema de identificación para vehículos robados, pese a los casi 6 millones de pesos que costó su adquisición.

Luego de que la Auditoría Superior del Estado (ASE) pidió fincar responsabilidades administrativas y cuestionar la compra en varias cuentas públicas del 2012, 2013 y 2014, los regidores, síndicos y el propio alcalde avalaron en sesión ordinaria la propuesta hecha por Antonio Lucas Martínez, director general de Policía y Tránsito sampetrino, para, sin dar más razones, eliminar el sistema que nunca operó.

El 27 de septiembre del 2016, el funcionario de seguridad hizo la solicitud al Cabildo, cuya propuesta fue analizada por la Comisión de Seguridad Pública, que encabeza José Ángel Mercado Molleda.

“La propuesta fue turnada por el mayor Lucas Martínez, encargado del despacho de la Secretaría de Seguridad Pública, para su estudio y análisis para dar de baja el sistema de identificación vehicular de inmediato para detectar vehículos robados adquiridos en el 2011.

“Acuerdo: Primero, se aprueba dar de baja el sistema de identificación vehicular inmediato para detectar vehículos robados adquirido en el 2011.

“Segundo: Se instruye a la Secretaría de Seguridad Pública municipal para que resguarde dentro de sus instalaciones los equipos correspondientes al sistema en cuestión, encontrándose a disposición de cualquier dependencia de este municipio, para lo cual deberá ser solicitado conforme a la formalidad administrativa correspondiente”, leyó el edil, por lo que fue votada por mayoría.

En el 2013, MILENIO Monterrey publicó que el municipio de San Pedro había contratado los servicios de la empresa Protección Urbana, SA de CV, cuyo dueño Gustavo Gámez Castillejos, resultó ser el representante de otra compañía, Bolman de Monterrey, SA de CV, vinculada a una red de traficantes de droga de la mafia italiana y de regios, desarticulada en el llamado "Operativo Monterrey", en Italia en el 2012.

Posteriormente, se reveló que durante la gestión de Fernández Garza contrató la firma por 5 millones 800 mil pesos para la compra de unos 100 mil chips, botones de pánico y el sistema de identificación para detectar autos robados.

Además, informó que la Auditoría Superior del Estado señaló al Ayuntamiento que este sistema con más de 100 mil chips no había sido utilizado, por lo que nuevamente a finales de 2014, la misma ASE lo evidenció y solicitó otra promoción de fincamiento de responsabilidad administrativa.

"Al cierre del ejercicio 2013 se observó que el Sistema de Identificación Vehicular Inmediato para detectar vehículos robados adquirido a la empresa Protección Urbana S.A. de C.V. en el año 2012, hasta la fecha no ha sido implementado, incumpliendo lo establecido en los artículos 23 y 24 del Reglamento Orgánico de la Administración Pública Municipal de San Pedro Garza García, Nuevo León, situación que fue observada en el ejercicio 2012", señalaron las autoridades.

Aunque la administración de San Pedro respondió a la ASE a mediados de 2014 que ya contaba con tarifas aprobadas para los sistemas de chips de seguridad, estimadas en unos 140 pesos, la autoridad fiscal estatal no vio solventada la observación y durante la gestión de Ugo Ruiz se informó que se quisieron regalar a la ciudadanía pero nadie los quiso.