“A mí sólo me dieron 200 pesos en vez de 2 mil y feria”

Profesores relatan las historias a lo largo de su trabajo y cómo la reforma educativa, la cual señalan es más laboral, les ha afectado además en su vida privada, por lo que aunque piden ...
Los profesores continuarán manifestándose en contra de la reforma educativa, señalan.
Los profesores continuarán manifestándose en contra de la reforma educativa, señalan. (Leonel Rocha )

Monterrey

Más allá de la noticia sobre el colapso vial que se genera en el centro de Monterrey cada vez que protestan en repudio a la reforma educativa, se esconde una serie de historias de maestros con toda una vida de educar a los estudiantes que se entretejen una a una.

Guadalupe Barrios, directora en un plantel del municipio de Apodaca, camina y se apura a responder que ya tenían ganados derechos adquiridos en base a lo que estudiaron y se prepararon año con año.

"Habremos gente, por lo menos yo, que ya voy de salida, me quedan tres años, y ya tengo 33 años de experiencia, todos esos niveles que yo avancé se van para atrás y al final me voy a jubilar con un sueldo mínimo, no es justo. Uno siente impotencia porque ahorita si tienes hijos estudiando y tienes un proyecto de vida todo se viene abajo", señala.

Con 40 años de servicio, y 58 años de edad, Mauricio Cosme Cisneros es subdirector del turno vespertino de la secundaria No. 3 Miguel Guadiana, y su historia es contundente:

"Por un examen chingado, que ya la vista la tengo cansada, hay cosas que no tomaron en cuenta, es una reforma educativa porque no hay planes; ya leí la Ley, son puras cuestiones laborales, afecta en la permanencia del trabajo, y la otra que nos movieron el concepto de Carrera Magisterial. A mí solo me dieron 200 pesos en vez de 2 mil y feria, es una mentada de madre, es algo ridículo", exclama el subdirector.

Mientras está el griterío de la protesta en las calles del primer cuadro de la ciudad, don Gerardo Hernández, con 25 años de experiencia, maestro de sexto año y de educación física en una escuela primaria de Sabinas Hidalgo, se apresura y señala su afectación principal.

"Son muchas cosas, el Gobierno lo sabe, nos quitaron medio sueldo a todos los maestros, por qué razón, lo de la Carrera Magisterial, ¿qué es eso?, ¿dónde están los dirigentes de a deveras? Maestros sin ganas, ¿cómo van a dar clases? que nos perdonen los ciudadanos por lo que estamos haciendo", considera.

María Dolores I. Mendoza es maestra de formación cívica en la secundaria 19 de la colonia Valle de Santo Domingo, en San Nicolás, con 30 años de experiencia pide quitar los derechos adquiridos a todos, incluyendo a los políticos.

"Teníamos derechos ya adquiridos, vamos a desaparecerlos, pero no sólo a los maestros, que se le desaparezcan a los diputados, senadores y regidores en general; desde que yo salí evaluada en 1983, para poder ingresar tenía que acreditar, pero, ¿qué va pasar con la educación del país?, Nuevo León se destacaba en los lugares académicos", recuerda.

Irma Rodríguez, maestra desde hace tres años de la escuela No. 23, en el municipio de Monterrey, también se lamenta.

"Hay maestros que pueden ganar hasta 60 mil pesos al mes, podías ganar al mes como máximo, como tope, y un mínimo hay quienes ganan 7 mil 500 pesos, y ahora te dividen ese sobresueldo, te lo quitan y te lo mandan al concepto 2 y tu retroactivo te llega sobre tu sueldo base, y afecta en todas las prestaciones, lo que quieren es unificar que todos ganemos lo mismo", explica.

Reynaldo Macías Treviño, profesor de la escuela Eugenio Garza Sada, en el municipio de Linares, señala que la reforma educativa perjudica incluso al dejar fuera al normalismo.

"Ahorita cualquier persona con título de licenciatura le puede quitar la plaza a una persona que estudió para maestro en una escuela normal para formadores de maestros, la reforma no es educativa, es laboral", explica el maestro rural.