Pese a criticar sistema penal, alcaldes no previenen: experto

Según Marco Lara Klahr el principal problema de México no es la impunidad sino la falta de prevención del delito.
Marco Lara es director del programa de Medios y Justicia del Instituto de Justicia Procesal Penal.
Marco Lara es director del programa de Medios y Justicia del Instituto de Justicia Procesal Penal. (Victoria Félix)

Monterrey

Pese a que en diversas ocasiones alcaldes metropolitanos han criticado las supuestas facilidades que ofrece el Nuevo Sistema Penal Acusatorio para liberar imputados, ellos no implementan medidas para prevenir el delito ni capacitan a sus policías, señaló Marco Lara Klahr, director del Programa de Medios y Justicia del Instituto de Justicia Procesal Penal.

El también periodista acusó a los munícipes de buscar evadir sus responsabilidades en materia de seguridad pues consideró que quieren denostar un procedimiento que privilegia los derechos humanos y atribuirle las deficiencias e impunidad propias del sistema.

Para reforzar su postura informó que según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) el nivel de impunidad actual en México es del 99 por ciento en delitos del fuero común.

"Esto (la impunidad) no nació con el sistema acusatorio, lo que el sistema acusatorio quiere hacer es establecer mecanismos de democratización de la justicia, sin embargo, el populismo punitivo, o populismo penal como se llama, se ha diseminado entre gobernadores, presidentes, alcaldes en democracias deficitarias entonces lo que propone es que incorporar elementos de derechos humanos favorece la impunidad eso es una falsedad.

"El respeto a los derechos humanos en un sistema es la mejor garantía de que ese sistema va a funcionar, si esos señores alcaldes quieren que el sistema funcione necesitan tener una policía profesional fiscalizada por la ciudadanía, necesitan tener una política vigorosa de la prevención de la violencia y el delito", mencionó.

Lara Klahr advirtió que no se debe distraer la atención del principal problema en México: la falta de prevención del delito y de corporaciones capacitadas para impartir justicia ateniendo a los derechos humanos.

"Esta es pura retórica que busca distraer la atención sobre el hecho central: México necesita policías que funcionen, necesita políticas de prevención del delito y la violencia y México necesita que las personas no vayan a prisión sólo por una acusación sino que las personas que sean privadas de libertad lo sean por razones fundadas y motivadas y como resultado de una investigación impecable", manifestó.

Marco hizo un llamado a los gobiernos a acatar sus responsabilidades y avocarse a lo que les corresponde para garantizar la seguridad a los ciudadanos.

FSAD