Mexicano desaparecido en Nepal se refugió en un templo

Itzel Ramírez, hermana de Eduardo Chenandoa Ramírez Santiso, dijo que pudo hablar brevemente con su hermano. Está bien, aunque asustado porque todo está destruido, comentó.

Ciudad de México

El mexicano Eduardo Chenandoa Ramírez Santiso estaba en una calle de Nepal cuando empezó a temblar el sábado. Tras el terremoto, que ha dejado hasta ahora más de 4 mil muertos, su familia no supo nada de él, hasta hoy que pudo hablar por teléfono.

"Fue una llamada muy corta, me dijo que estaba bien y en espera de poder regresar a México. La comunicación es muy limitada", dijo su hermana Itzel en entrevista con Adela Micha en Grupo Imagen.

"Me dijo que él estaba en la calle cuando comenzó a temblar, que logró tomar a una señora y se pusieron a salvo", comentó Itzel. "Está muy asustado porque todo está destruido".

Itzel dijo que su hermano Eduardo ya tenía planeado regresar a México antes del sismo y que ahora no sabe cuándo podrá hacerlo porque el aeropuerto de Nepal está destruido.

Eduardo Chenandoa, creyente de la filosofía Hare Krishna, llegó a Nepal el 30 de marzo. Su familia pensaba que estaba a 80 kilómetros de Katmandú, pero luego supieron que estaba más cerca de esa ciudad, en un templo.

"Supimos su ubicación por una persona que lo vio y por su última conexión en Facebook, donde puso en qué lugar estaba, justo una hora antes del terremoto. En estos días estuvo resguardado en un templo", comentó Itzel en entrevista con Milenio Televisión.

"(Nos dijo) que ya estaba con autoridades mexicanas y en espera de que lo trajeran de regreso a México", indicó Itzel.