No tengo compromisos con el gobernador: Héctor Yunes

Considera innecesario desmarcarse de Javier Duarte y descarta ser su tapadera. Recuerda, incluso, que no sólo no formó parte de su administración, sino que también existe una añeja rivalidad.
Se comprometió a castigar la corrupción.
Se comprometió a castigar la corrupción. (Araceli López)

Veracruz

Héctor Yunes Landa, candidato del PRI a la gubernatura de Veracruz, aseguró que la imagen del gobernador Javier Duarte no pesará en su campaña ni en los resultados que arrojarán las urnas el 5 de junio.

Sostuvo que no tiene necesidad de desmarcarse del gobernador ni será su tapadera, pues no tiene compromisos con él. Recordó, incluso, que no solo no formó parte de su administración, también existe una añeja rivalidad, pues en 2010 tuvo que hacerse a un lado en la contienda interna, cuando su partido eligió a Duarte, quien en ese momento era el titular de Finanzas del gobierno de Fidel Herrera.

El senador con licencia dijo que la marca PRI no es un lastre para él, pues con solo ser candidato de su partido tiene asegurados medio millón de votos en Veracruz.

Sobre su primo, Miguel Ángel Yunes, aspirante de la alianza opositora al tricolor, señaló que la relación familiar se vio afectada cuando fue designado candidato del PRI. Además, afirma que el ahora panista tiene muchos talones de Aquiles, y era solo cosa de apelar al pasado para recordar historias de corrupción y violación a derechos humanos.

Veracruz es un 'foco rojo' en materia de inseguridad, ¿qué propuesta tiene para el estado?

Las cifras son malas, los números no nos ayudan, se necesita mando único en los 212 municipios. Tenemos nubes grises en más de la mitad del estado. Tenemos que actuar de manera inmediata, y si bien dos años no son suficientes para resolver los problemas, si lo son para detener la caída en picada, poner orden y sentar las bases.

¿Duarte es un lastre para su campaña?

Yo no creo en las transferencias de negativos de este gobierno que tiene muchos pendientes, que ha dejado marcado el estado con algunas graves deficiencias. No creo que sea herencia de un buen o mal gobierno, además las encuestas dicen que 53 por ciento de los ciudadanos vota por la persona, no por el partido, no obstante, soy priista y lo digo con orgullo. He sido un buen priista y un veracruzano honesto. Ser priista no es una carga para mí. No tengo ninguna losa pesada, porque se compensa con el voto duro de mi partido.

¿No le preocupa un voto de castigo?

No lo he medido en las encuestas, pero quien irá en la boleta se llama Héctor Yunes; además, la gente tiene claro que yo no he sido parte de este gobierno. No tengo ningún freno, porque no tengo complicidades ni compromiso con nadie. Obtuve la candidatura por encuestas y que algunos no me quieran no me afecta.

Si gana la elección el 5 de junio ¿qué va a pasar con Javier Duarte?

La Auditoría Superior de la Federación ha hecho observaciones que deben ser solventadas. Yo le pedí al auditor que una vez que haya pasado el periodo de solventación, quien no lo haya hecho, que dé vista a la PGR. Como gobernador, cuando llegue, tendré acceso a la información del manejo de los recursos locales y si hay actos de corrupción, tendrán que ser castigados, llámese como se llame. El fiscal que está en el cargo deberá permanecer por nueve años, pero si no cumple con su trabajo, deberá de salir.

¿No va a encubrir a nadie?

No hay motivo para encubrimiento, no hay compromiso, no tengo nada que me mueva a la complicidad, a ser tapadera de nadie, llego sin compromiso.

En Veracruz la elección es Yunes contra Yunes, primos hermanos ¿cómo es la relación? ¿Mantienen contacto más allá de la política?

La manteníamos, era una relación muy cercana, de hermandad. Somos de un pueblo que se llama Soledad de Doblado y nos enseñaron a pelear por la familia, no a pelear con la familia, por mi parte cumplí hasta el último momento.

"Miguel Ángel vivió en mi casa, mis papás lo trataban como hijo. Manteníamos una relación cercana, todo se rompió con la designación, pues nunca creyó que yo fuera a ser el candidato.

"Él apostaba al veto del gobernador. Mi propuesta fue mantener una relación de respeto, pero de su parte no fue así. Empecé a recibir sus embates y agresiones desde la precampaña. A partir de ahí hubo rompimiento. Me dolió, con los conocidos te enojas, pero con quien lleva tu sangre, te lastima".

Su primo Miguel Ángel es señalado de enriquecimiento, ¿eso es su talón de Aquiles?

Normalmente una persona tiene dos talones, pero Miguel tiene varios y por todos lados, él y muchos veracruzanos los conocen. Él dio pie a que salieran a flote, era solo cosa de recordar el pasado.