Sin clases, uno de cada tres días en Oaxaca por el paro

Chiapas, Michoacán y Guerrero son las otras entidades donde los maestros afines a la CNTE más han abandonado las aulas para protestar contra la reforma educativa.

México

Los maestros afines a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Guerrero han realizado diversas protestas contra la reforma educativa que derivaron en que los alumnos de dichas entidades no tuvieran clases durante varios días hábiles del presente ciclo escolar; los niños de Oaxaca y Chiapas son los más afectados, con 74 y 51 días de clases perdidas (uno de cada tres y uno de cada cuatro), respectivamente, de acuerdo con un recuento de MILENIO.

En lo que se refiere a Michoacán y Guerrero, un informe de la organización Mexicanos Primero señala que en la entidad gobernada por Silvano Aureoles los docentes se ausentaron de las aulas en 24 jornadas; en Guerrero, la cifra es de por lo menos 11 días laborables.

Los motivos de los maestros para ausentarse de las escuelas van desde marchas en sus entidades hasta los plantones en la Ciudad de México, para manifestarse contra las evaluaciones periódicas, que fueron creadas en la reforma educativa promulgada en enero de 2013.

Desde entonces los grupos de maestros disidentes han realizado diversas acciones de presión para evitar ser evaluados. En lo que respecta a las acciones realizadas durante el último ciclo escolar, destacan los bloqueos carreteros en diferentes puntos de Oaxaca, los plantones en los centros históricos de dicha entidad y en Chiapas; las movilizaciones a la Ciudad de México y el campamento que mantienen los docentes en la Plaza de la Ciudadela.

Ante estas acciones, la Secretaría de Educación Pública (SEP) anunció, el 1 de julio pasado, la aplicación de 53 mil 718 descuentos salariales a docentes y personal administrativo de Chiapas, Guerrero, Michoacán y Oaxaca, por reportar faltas injustificadas durante mayo.

La dependencia informó que en Chiapas se descontaron 28 mil 292 días; en Oaxaca, 23 mil 745; en Michoacán, mil 620, y en Guerrero 61. De acuerdo con la secretaría, las multas salariales se aplican a más tardar en cuatro semanas.

Los descuentos al sueldo de los maestros no ha sido la única medida que ha tomado la SEP para evitar el ausentismo en los salones de clase. En lo que va de 2016 se han anunciado por lo menos 7 mil 779 despidos de maestros por no presentarse a las evaluaciones docentes o por faltar más de cuatro días seguidos a trabajar.

Más casos

De los 198 días que los maestros debieron presentarse ante sus alumnos en un aula, en 74 jornadas (equivalentes a 33.8 por ciento) estuvieron ausentes por diversos motivos, como paros nacionales de labores, marchas hacia la Ciudad de México y mítines en diversos puntos de Oaxaca, entre ellos en el Congreso estatal y la sede del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (Ieepo).

El ciclo escolar comenzó el 24 de agosto de 2015 y la primera movilización de los maestros oaxaqueños se realizó un mes después, entre el 22 y 24 de septiembre, cuando los docentes además instalaron un plantón en el centro histórico de Oaxaca, con la finalidad de que la reforma educativa fuera derogada.

Uno de los paros más prologados por parte de los integrantes de la sección 22 se llevó a cabo entre el 29 de febrero y el 4 de marzo, cuando bloquearon cinco vialidades primarias de la ciudad y algunas carreteras federales , como las 125, 190 y Transístmica para impedir el paso hacia Veracruz, así como en los municipios de Matías Romero, Tehuantepec y Zanatepec, en la región del Itsmo.

Por su parte, los profesores de Chiapas que pertenecen a la CNTE dejaron sin clases a sus alumnos 51 días hábiles del último periodo escolar. La mayoría de las faltas se registraron desde el pasado 15 de mayo, cuando se unieron al paro nacional de labores; desde entonces pasaron 43 días.

El pasado 31 de mayo dos maestras fueron rapadas en Chiapas por un grupo de profesores en paro, cuando se dirigían a entregar documentación correspondiente a los docentes faltistas en el municipio de Comitán de Domínguez.

Una semana antes se instruyó a los agremiados de la CNTE en Michoacán a realizar brigadas de "cazadelatores", con el objetivo de identificar a supervisores y directivos encargados de levantar las actas de asistencias para raparlos y evidenciarlos como traidores.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]