Fin de año, otro rubro de primas "absurdas" y bonos

En el reporte de la Secretaría de Hacienda, otros servidores públicos, que no se precisa cuáles, recibieron además del aguinaldo un "premio" que costó más de 965 mdp al erario.

México

Del reporte de la Secretaría de Hacienda que MILENIO publicó ayer sobre prestaciones y primas que recibieron durante el primer semestre del año servidores públicos y sindicalistas en 38 dependencias de la administración pública federal, con un monto de más de 51 mil millones de pesos y en su mayoría resultado de las negociaciones contractuales, fue posible identificar dónde se ejercen algunas de estas partidas.

Por ejemplo, la llamada “Compensación por fidelidad”, que aparece en el rubro 1.4, correspondiente a “Prestaciones de Condiciones Generales, Contratos Colectivos y Otras”, por un monto de más de 343 millones de pesos, fue ejercida por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como una prestación a sus trabajadores.

En el contrato con sus empleados, en la última cláusula —la 81— es donde la CFE aceptó agregar esta prestación que data de 1998. Ahí señala que “las partes han acordado que la fidelidad se les reconozca de manera independiente mediante una compensación económica”.

Esto, debido a que el escalafón de la empresa, el sistema de ascensos, se sustenta en la “aptitud” y no en la “antigüedad” de los trabajadores. Es decir, que en los hechos la “fidelidad” es una prima de antigüedad que se paga a razón de 1 por ciento anual sobre el salario tabulado, por cada año completo de servicio.

Tome usted su salario, sus años de antigüedad, y saque cuentas de lo que recibiría. Quizá no sea mucho individualmente, pero para la CFE representó erogar más de 343 millones de pesos en un semestre.

Y en el último trimestre de 2013, le fue peor a la empresa: tuvo que pagar más de 470 millones de pesos (470,474,384) por el mismo fiel y antiguo concepto, según el informe “Prestaciones que perciben los servidores públicos” octubre-diciembre del año pasado de la Secretaría de Hacienda.

***

En 2013 también hubo prestaciones que parecen absurdas o excesivas, así como partidas millonarias, algunas de éstas inclusive más voluminosas que las de 2014 referidas ayer. Al revisar el informe de Hacienda correspondiente al último trimestre del año pasado, se encuentra otra cuchara grande para los burócratas...

Además de la partida “Aguinaldo o gratificación de fin de año”, que pertenece al inciso 1.2 del rubro “Prestaciones por disposición de ley”, y que costó más de 32 mil millones de pesos (32,710,420,311.84) para toda la burocracia, algunos recibieron un bocado adicional; por ejemplo, los maestros obtuvieron más de 635 millones de pesos (635,929,729.14) extra bajo el concepto “Compensación docente de fin de año”.

Y no son los únicos: otros servidores públicos, que no se precisa quiénes son, también fueron beneficiados con el aún más caro rubro de “Medidas de fin de año”, que pertenece a la partida “Prestaciones de Condiciones Generales, Contratos Colectivos y Otras”.

¿Medidas de fin de año? ¿Por las posadas, por el día de la virgen de Guadalupe, por la llegada de Santaclós? El caso es que costó más de 965 millones de pesos (965,893,842.96) del erario.

Una muy cara y rara en 2013 fue la que se denomina “Ajuste de calendario”, con más de 666 mil millones de pesos (666, 606, 649.42). Ni idea a qué se refiere. ¿A meses con 31 días, a damas o caballeros que pasan las hojas del calendario?

También se detectó una partida extraña denominada “Eventos a favor de los hijos de los trabajadores”, con un costo de más de 2 millones 190 mil pesos. ¿Fiestas de niños? No por el Día del Niño, porque esa fecha tiene su partida propia de escasos 570 mil pesos.

También hay partidas que suenan raras, como “Asignaciones de técnico”, con más de 57 millones de pesos. Y otras sorprendentes para los maestros, como la de “Acreditación por titulación en la docencia”, con más de 751 millones de pesos. ¿Les pagan por mostrar su título, por acreditarlo?

Entre las más curiosas hay un “Premio especial”, de solo 984 pesos. O un “Premio anual” de nada más 3 mil 600 pesos. O un fondo que nadie le hace caso, el “Fondo de ayudas mutuas”, de 2 mil 647 pesos. Y también, en la partida 2.1, “Estímulos”, existe el rubro de “Actualización científica”, de 201 mil pesos.

Y como en 2014, no podía faltar la cereza, la partida por el “Día del Trabajador Institucional”, con más de 70 millones de pesos, monto casi seis veces superior en un trimestre que lo pagado en un semestre.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]