Después de 3 años, México cumple sentencia de la CoIDH

La Secretaría de Gobernación informó que ya aprobó las becas e indemnizaciones para los hijos de Valentina e Inés, indígenas violadas y torturadas por militares en 2010.

Ciudad de México

Tres años después, el Estado mexicano acatará la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) y cumplirá las medidas de reparación del daño ordenadas en los casos de Valentina Rosendo Cantú e Inés Fernández Ortega.

La Secretaría de Gobernación informó que el Comité Técnico del Fideicomiso para el Cumplimiento de Obligaciones en Materia de Derechos Humanos, aprobó la apertura de subcuentas para el otorgamiento de becas escolares e indemnizaciones para los hijos de Rosendo Cantú y Fernández Ortega, luego de que el 1 de octubre de 2010 la CoIDH determinó que ambas habían sido víctimas de violencia por parte de elementos del Ejército.

De acuerdo con el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, la sentencia de la CoIDH establece que ambas mujeres fueron violadas sexualmente y torturadas por elementos del Ejército mexicano en Guerrero "en un contexto marcado por la pobreza, la discriminación y lo que denominó violencia institucional castrense".

En un comunicado informó que México cumple cabalmente con la reparación del daño con el otorgamiento de dichas becas e indemnizaciones, como medidas de protección a los derechos humanos dictadas por la CoIDH y por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

De esta forma, de acuerdo con lo divulgado por Gobernación, se refrenda el compromiso del Estado mexicano de cumplir integralmente las sentencias emitidas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, así como de continuar impulsando una política de Estado en la materia.