Senado pide actuar con dignidad y exigir respeto a Trump

Salvo el PRI, los partidos en el Senado pidieron a Peña exigir respeto al gobierno de Donald Trump y diseñar una estrategia para enfrentar las deportaciones y posibles modificaciones al TLCAN.
El Senado aprobó ascensos a militares propuestos por el Ejecutivo.
Miembros del Senado consideraron que con el triunfo de Trump se abre un nuevo capítulo en la relación México-EU. (Especial )

Ciudad de México

Las bancadas del PRI, PAN, PRD, PT y PVEM avalaron la mesura del gobierno mexicano frente al triunfo de Donald Trump, pero la oposición demandó que el presidente Enrique Peña Nieto se asuma como un jefe de Estado y no como amigo del presidente electo de Estados Unidos, para exigir respeto y diseñar una estrategia que permita enfrentar deportaciones masivas y la modificación del Tratado de Libre Comercio.

En nombre del PRI y del PVEM, Teófilo Torres Corzo y Carlos Puente se pronunciaron por el diálogo y la cooperación y pidieron cerrar filas “para enfrentar juntos cualquier adversidad posible”.

Sin embargo, el perredista Miguel Barbosa, el panista Juan Carlos Romero Hicks y el petista Manuel Bartlett, dijeron que el triunfo de Trump es una amenaza global y México no puede ser rehén de agendas que agredan y ofendan a los mexicanos, por lo que es momento para generar respeto y dignidad con prioridad en los retos de migración, seguridad, comercio e inversión y medio ambiente.

Aunque el Senado no logró consensos para fijar una postura como Cámara, las bancadas decidieron fijar una postura ante los resultados de la elección de la semana pasada.

Por el PRI, Torres Corzo subrayó que con la elección de Trump se abre un nuevo capítulo en la relación bilateral que tendrá retos, pero también oportunidades que se tienen que aprovechar “y estar pendientes para continuar los lazos comerciales, políticos, entre nuestras naciones”.

Hizo notar que Estados Unidos es el principal socio comercial de México y los temas no solo se centran en asuntos migratorios y de seguridad.

“La cooperación y el diálogo serán fundamentales para encontrar áreas de coincidencia entre ambos gobiernos, que nos permitan construir nuevas oportunidades con beneficios mutuos.

La protección de los mexicanos en el exterior siempre ha sido y deberá seguir siendo, una prioridad para la política exterior de México”, expuso el legislador tricolor, al pedir unidad y cerrar filas para enfrentar las adversidades posibles

En tanto, Romero HIcks respaldó que haya unidad, al resaltar el posicionamiento de México en el concierto internacional del comercio, tecnología, manufacturas, exportación de alimentos y otras industrias que lo hacen sentirse orgulloso.

“Y también hay que reconocer que tenemos una fuerte preocupación por la cantidad de personas indocumentadas, que no ilegales, porque da un sentido de expresión diferente para poder atender los retos que tenemos”.

Dijo que en el PAN están seguros que este gran reto requiere grandes soluciones de Estado y que el Ejecutivo federal “se convierta en lo que no ha venido siendo en los últimos años, un jefe de Estado”.

“Y como jefe de Estado requerimos la más amplia convocatoria a los poderes públicos y a la sociedad en su conjunto, para establecer los canales de comunicación con dignidad republicana que tiene que ver desde el Ejecutivo federal, el Senado de la República, el Congreso de la Unión y en su oportunidad los demás órdenes de gobierno”.

Subrayó que los retos están claramente establecidos, primero migración; segundo, seguridad; tercero, comercio e inversión; y cuarto, hacia una economía sustentable que pase por temas como el caso del medio ambiente.

“No podemos ser rehenes de agendas que nos agredan a nosotros. Y es el momento para poder generar respeto y dignidad”.

Pidió que el gobierno se concentre en el tema de las remesas  y redefina la política exterior.

Pidió un acto de Estado del Ejecutivo federal, con sociedad y con poderes públicos; que la Cancillería informe al Senado cuáles son las acciones en materia de migración para defender a los connacionales.

Que la Secretaría de Economía informe cuál es la estrategia para el replanteamiento posible del TLCAN y el TPP; y exhortó a que Banco de México y a la Secretaría de Hacienda informen sobre cómo piensan proceder para tener la estabilidad monetaria necesaria.

A su vez, el perredista Barbosa advirtió que ya no hay tiempo reflexiones ocurrentes, simpáticos o mediáticos del Senado, porque la pesadilla de Trump ya es una realidad.

“Hoy debemos de caminar hacia tener una posición muy sobria, asumir posiciones muy serias en lo que debe ser, primero un documento, y después una estrategia a desarrollar por el Senado de la República”, aseveró.

Al plantear que si bien el gobierno ha hecho bien en guardar prudencia, porque México no se puede permitir acciones de pánico, que lo lleven a la parálisis o al  miedo, tampoco puede minimizar la situación.