• Regístrate
Estás leyendo: Senadora busca reformas a Ley General de Salud
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 05:56 Hoy

Senadora busca reformas a Ley General de Salud

La priista propuso al Pleno de la Cámara Alta modificaciones a la Ley, en las que se establece eliminar el concepto "farmacodependiente", por ser discriminatorio y criminaliza al usuario.

Publicidad
Publicidad

Preocupada por el uso y abuso de sustancias ilícitas, la senadora del PRI, Cristina Díaz Salazar, recientemente propuso al Pleno de la Cámara Alta reformas a la Ley General de Salud, en las que se establece eliminar el concepto "farmacodependiente", en referencia a las personas que tienen adicciones, por ser discriminatorio y criminaliza al usuario.

"Nos pronunciamos por un replanteamiento a conceptos que sean desfavorables a los consumidores", lo recalcó en su iniciativa.

La presidenta de la Comisión de Gobernación en el Senado, advirtió que la idea es establecer políticas de reducción del daño en tratamiento de adicciones, particularmente.

"Debido al debate público actual en México nos motiva y obliga a repensar y replantear nuestra política de drogas, sobre todo porque la realidad de hoy es muy distinta a la de hace dos o tres décadas", indicó.

Comentó que de acuerdo con los patrones de consumo y trasiego, han cambiado y alcanzando niveles alarmantes, sostuvo la representante popular.

La también dirigente de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), dijo que la iniciativa que propuso se encuentra para su estudio y análisis en comisiones.

"Creo que debe ser vital incluir políticas de reducción del daño causado por el uso abusivo de sustancias, así como la necesidad de replantear conceptos que estigmatizan y discriminan a los consumidores", apuntó Cristina Díaz.

Agregó que en atención a la situación actual y con el apoyo y en concordancia con diversos expertos, la iniciativa pretende replantear algunas de las medidas establecidas por el Estado Mexicano para el tratamiento de personas con uso problemático de sustancias.

"Requerimos establecer políticas públicas eficaces para prevenir el consumo, no para criminalizar al usuario, brindarles los tratamientos necesarios para la rehabilitación de la persona que consume, no estigmatizarla y dejarla en el desamparo", puntualizó.

Agregó que debe quedar claramente establecido que la adicción se debe definir como una enfermedad crónica, pero no como un delito.

La senadora por Nuevo León resaltó que las políticas de reducción de daño no son nuevas, pues se han implementado exitosamente desde hace más de 60 años, como sucedió con los programas de sustitución de heroína por metadona en Canadá y Estados Unidos.

"O también el canje de jeringas vinculadas al uso de drogas en Europa, disminuyendo la transmisión de la Hepatitis B, VIH-SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual", concluyó.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.