Bajo resguardo policiaco, arranca debate energético

Se rechazó discutir una moción suspensiva del senador Mario Delgado, que pedía que la discusión de la reforma energética se pospusiera hasta que la SCJN se pronuncie sobre la consulta popular.

Con la policía federal a las puertas del salón de sesiones, el Senado arrancó la discusión de la reforma energética, en la que había un quórum inicial de 93 senadores presentes, entre ellos el líder petrolero Carlos Romero Deschamps, que ha estado acompañado gran parte del tiempo por el coordinador priista Emilio Gamboa.

Como en el operativo de 2008, cuando el entonces secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, entró hasta el piso quinto de la Torre Caballito donde se discutió la reforma energética, esta vez una docena de elementos de la Policía Federal resguardan la entrada al Salón de Plenos, ubicados en las escalinatas que dan hacia Reforma.

En tanto, el pleno dispensó la segunda lectura del dictamen que se votará hoy, en la que el perredista Mario Delgado presentó una nueva moción suspensiva.

El pleno del Senado rechazó discutir esa moción suspensiva que pedía que la discusión de la reforma energética se pospusiera hasta que la Suprema Corte de Justicia de la Nación se pronuncie sobre la constitucionalidad de la consulta popular.

Al presentar la moción, el senador perredista Mario Delgado, dijo que los ciudadanos son los que deben decidir sobre este tema y que el proceso legislativo debe suspenderse hasta, en tanto, no se pronuncie el máximo tribunal del país.

"Cuando tomamos  protesta juramos cumplir y hacer cumplir la Constitución, por ello lo más importante en primer lugar es que se ejercite el derecho de los ciudadanos a la consulta popular. En este momento el proceso legislativo debe suspenderse porque estamos supeditados a lo que determine el órgano máximo, garante del control constitucional y de los derechos humanos".

En tanto, el petista Manuel Bartlett apoyó la moción y en tribuna dijo que si se insiste en seguir el debate hoy, el primer punto de importancia es qué va a pasar con el desmembramiento de las dos empresas más importantes del país: Pemex y CFE.

En votación económica fue negada debatir esta moción suspensiva y se procedió a la discusión.

Respecto al acuerdo para sacar al sindicato del Consejo de Administración de Pemex, el panista Héctor Larios refirió que la redacción en los artículos transitorios que se propondrá ante el pleno propone que: “El Consejo de Administración de Pemex será presidido por el secretario de Energía y quedará integrado por cinco consejeros independientes”.

De acuerdo al panista Javier Lozano, los trabajadores podrán tener voz, pero no voto.

En estos momentos, el quórum llega a 103 legisladores presentes de 128 integrantes. Se prevé que no acudan el coordinador del PRD, Miguel Barbosa, ni la senadora Martha Elena García, por motivos de salud.

Al Senado los resguardan en estos momentos 4 mil 500 policías de diversas corporaciones, según las cuales solo hay mil 500 manifestantes haciendo ruido con golpes a las vallas.