• Regístrate
Estás leyendo: Senado concede licencia a Penchyna
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 05:39 Hoy

Senado concede licencia a Penchyna

Con lágrimas y entre aplausos, David Penchyna se disculpó con quienes se hayan sentido ofendidos por él durante los debates en la cámara; Peña Nieto lo propuso como director del Infonavit.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

El Senado concedió licencia al senador por Hidalgo, David Penchyna, quien con voz entrecortada pidió disculpas a quienes hubiera ofendido al calor del debate en esa legislatura, aunque dijo que espera no regresar a esta cámara porque va a cumplir con el mandato que le dio el presidente Enrique Peña Nieto al frente del Infonavit.

La despedida del legislador que encabezó las negociaciones de la reforma energética, con la que se abrió el petróleo y la electricidad al sector privado, duró casi una hora, en la que senadores del PRI, PAN, Verde Ecologista y PRD le hicieron reconocimientos.

Desde tribuna, el hidalguense dijo que desde muy chico quiso ser senador.

"Quise representar los intereses de Hidalgo y su gente con orgullo y dignidad. Permítanme antes que nada saludarlos. Manifestarles y reiterarles mi respeto y como ser humano, no sé si con virtudes, pero seguramente con defectos, quiero empezar pidiéndoles una disculpa respetuosa, pero sincera si en el calor del debate alguna vez ofendí a alguien. Nadie es perfecto, pero tampoco imagino a algún mexicano queriendo hacerle daño a su país".

Dijo que con ese sentimiento les pedía de verdad a todos aceptar sus disculpas sinceras de un hombre que solo ha imaginado un mejor país... Y se le quebró la voz.

Los aplausos del pleno interrumpieron el momento, que le ayudó a recuperar el hilo del discurso.

Habló a favor de las reformas y manifestó su tristeza por dejar esta cámara, para luego hacer todo tipo de reconocimientos a los ex presidentes Ernesto Cordero, Raúl Cervantes y Miguel Barbosa; a sus compañeros de la Comisión de Energía, al dirigente petrolero Carlos Romero Deschamps y a otros.

Casi al finalizar, hizo notar dos en particular. Al coordinador priista Emilio Gamboa "que en sus peores momentos personales está en el pleno; y al senador de izquierda Alejandro Encinas, que desde su escaño lo escuchó seriamente.

"Quiero al final de esta despedida, que me cuesta mucho. Admirar y respetar el nombre de la izquierda mexicana al que más quiero y respeto, Alejandro Encinas, creo que nunca coincidimos Alejandro; mi padre me enseñó que la mayor honestidad es la congruencia entre lo que uno dice y lo que uno hace y tú eres un hombre de esos. Y por eso te quiero, te admiro y te respeto", le expresó.

Con un suspiro y tamborileando los dedos en la tribuna, se fue, al ofrecer que agradecerá con hechos y resultados la confianza presidencial.

Subió hasta la Mesa Directiva y se fundió en un fuerte abrazo con el presidente Roberto Gil, donde aprovechó para enjugarse los ojos entre las palmadas del panista.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.