Se deteriora percepción de seguridad: IP

Sólo el nueve por ciento de los ciudadanos de todo Nuevo León se siente seguro, puntuación que no se presentaba desde el año 2012, según el Pulsómetro de Seguridad.
Hace un mes, elementos de Fuerza Civil encontraron a un hombre que había escapado de un secuestro.
Sólo el 14.5 por ciento de los ciudadanos dijeron tenerle “mucha confianza” a Fuerza Civil. (Yadith Valdez)

Monterrey

La percepción de inseguridad en Nuevo León y en la zona metropolitana de Monterrey se ha deteriorado de manera importante en los pasados meses, tanto a nivel municipal como estatal, de acuerdo al Pulsómetro de Seguridad presentado por los organismos intermedios locales.

TE RECOMENDAMOSProponen ley para regular a migrantes

En rueda de prensa, representantes de la Cámara de la Industria y la Transformación (Caintra), Cámara de Comercio de Monterrey (Canaco), la Cámara Nacional de Vivienda (Canadevi) el Consejo Cívico, la Confederación Patronal Mexicana de Nuevo León (Coparmex), e Index, explicaron que en abril de este año sólo el nueve por ciento de los ciudadanos de todo el estado se siente seguro de vivir en Nuevo León.

Cifra, puntualizaron, que no se ha presentado desde septiembre de 2012, y que contrasta con el 17 por ciento observado al final de la administración anterior.

"Condiciones como el deterioro de la percepción de seguridad, el incremento en los delitos y la desatención de las autoridades estatales y municipales, encienden una alerta entre los ciudadanos, ante la mayor posibilidad del retorno de la inseguridad a los niveles que vivimos hace seis años", consideró Jorge Emilio Garza Treviño, presidente de Canaco Monterrey.

Ninguno de los nueve municipios del área metropolitana lograron incrementar la proporción de ciudadanos seguros en la localidad; al final de las administraciones municipales anteriores tres de cada 10 se sentía seguro, pero hoy dos de cada 10 o sólo el 16.7 por ciento siente seguridad.

TE RECOMENDAMOSQue reforma no sea 'cheque en blanco' a la violencia: CEDH

Por otra parte, la confianza en policías municipales sufrió caídas; el 95 por ciento del a población dijo confiar algo o nada en estos organismos. En siete de los nueve municipios, uno de cada 10 confía en la policía.

Y en el caso de Fuerza Civil, no se avanzó en su nivel de confianza, ya que sólo el 14.5 por ciento de los ciudadanos dijeron tenerle "mucha confianza". Cifra alarmante comparada con el 21.3 por ciento que dijo tenerle confianza al final de la administración anterior.

"Hacemos un llamado a las autoridades a analizar con mayor detalle las causas de fondo de la falta de confianza en nuestras Policías y nos comprometemos a colaborar en equipo para definir e implementar las medidas y preguntas que sean necesarias, para incrementar las medidas y programas que sean necesarios, e incrementar el nivel de confianza", argumentó Jesús Herrera Casso, presidente del Consejo Cívico.

De igual manera, sólo dos de cada 10 ciudadanos consideraron comprometido a su alcalde, la proporción más baja alcanzada desde julio de 2011. Y en el caso del gobernador, la tendencia fue negativa.

Éste se ubicó 10 puntos porcentuales por debajo de su antecesor, pues sólo el 16.4 por ciento de los ciudadanos lo consideran comprometido.

El presidente de Caintra, Juan Ignacio Garza Herrera, insistió en que los resultados de este Pulsómetro muestran que la caída en la percepción no solo no se detuvo, sino que empeoró.

"Es un reflejo del desánimo y una perspectiva más pesimista entre la población del área metropolitana. Los niveles de percepción son los más bajos desde finales de 2012, lo cual evidencia el gran retroceso que hemos alcanzado", insistió.

Cabe señalar que el mismo organismo que preside, recientemente dio a conocer que los indicadores de Caintra demuestran que a altos directivos y dueños de empresa les preocupa el tema de inseguridad y lo consideran como un obstáculo para la operación y el desarrollo de empresas en la localidad.

FSAD