• Regístrate
Estás leyendo: Seguridad Interior: La regresión
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 01:02 Hoy

Seguridad Interior: La regresión

En un acto de empecinamiento que superó su contumacia usual, el gobierno de Enrique Peña Nieto logró que la mayoría del Congreso de la Unión aprobara la Ley de Seguridad Interior.

Publicidad
Publicidad

Todo indica que la Ley de Seguridad Interior fue promovida desde la cúpula militar hace casi una década. La historia merece revisitarse. Hasta 2008 Calderón había contado con un endeble sustento constitucional para realizar intervenciones militares en el país. Se esgrimía para defenderlas una solitaria tesis de la Suprema Corte, derivada de un caso en que se decidió que los secretarios de Marina y Defensa podían sentarse en el Consejo Nacional de Seguridad Pública porque sus funciones eran auxiliares y administrativas, no operativas. Calderón justificó la militarización como una medida extraordinaria y temporal para enfrentar a los nacientes ejércitos privados financiados por el mercado clandestino de drogas. En esa lógica, el endeble sustento constitucional fue políticamente suficiente.

Lee el texto completo aquí.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.