Segob va ahora por 'narcofuncionarios'

El secretario Alfonso Navarrete Prida aclara que no hay condiciones para prescindir de militares contra el crimen.

México

El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, advirtió que la respuesta a la violencia en el país busca identificar la protección institucional a la delincuencia organizada, sin la cual no puede entenderse su surgimiento y expansión.

Al presentar los primeros resultados de la nueva estrategia que echa mano de la Policía Federal sin recurrir al auxilio de las fuerzas armadas, el funcionario aseguró que la intención no es prescindir del Ejército en labores de seguridad pública, porque no existen condiciones para un regreso a los cuarteles.

Aseguró que durante la última semana prácticamente no se cometió homicidio doloso alguno en los municipios donde se lanzó la estrategia.

“Del lunes a esta fecha, en estos puntos, la comisión de delitos dolosos prácticamente desapareció, salvo en el caso de Colima que se está investigando”, señaló.

Apuntó que se trata de evaluar las capacidades de todas las policías civiles del país y simultáneamente, al perseguir objetivos específicos y organizaciones criminales, “saber si hay estructuras o elementos de protección, que es un elemento imprescindible en crimen organizado, poder depurarlos y hacerlo de cara de frente a la sociedad”.

Explicó que “si se ejecutan órdenes de aprehensión que van dirigidas al desmembramiento de organizaciones criminales surge un nuevo problema: la delincuencia organizada, por definición en ley, no puede entenderse si no hay un elemento institucional de protección que haya permitido que evolucione y crezca. Y eso lo debemos identificar con toda claridad y no dejarlo en lo abstracto, sino materializarlo en lo concreto.

“En la medida en que retiramos esos elementos de protección atacamos la parte operativa que hacen investigaciones de fondo sobre la organización criminal y con otros instrumentos se asegura dinero, empresas, lavado de dinero o trasiego”.

Agregó: “No se trata de retirar a las fuerzas armadas de apoyo en labores de seguridad pública. No existen condiciones ni operativas, ni tácticas, ni estratégicas para poder pensar que se puede prescindir del apoyo de las fuerzas armadas en materia de seguridad pública”.

Navarrete detalló que los primeros resultados de la estrategia que inició apenas esta semana incluyen el cumplimiento de 16 órdenes de aprehensión y el aseguramiento de 45 kilogramos de fentanilo, 270 de metanfetaminas, 10 de goma de opio, nueve de heroína, 803 de mariguana, 48 de cocaína, 440 de cristal, 52 mil 800 tabletas y 3.3 litros de medicamento controlado, así como la erradicación de dos plantíos de amapola con una extensión de 13 mil 600 metros cuadrados en Guerrero.

Acompañado por el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales; el encargado de despacho de la Procuraduría General de la República, Alberto Elías Beltrán, y el comisionado de la Policía Federal, Manelich Castilla, Navarrete Prida apuntó que también se aseguraron diversas armas de varios calibres, se recuperaron 18 vehículos con reporte de robo, 16 vinculados con algún ilícito, una avioneta con matrícula apócrifa y 25 mil kilogramos de madera en áreas naturales protegidas.

Entre los municipios donde se ha desplegado la Policía Federal se encuentran Tijuana, La Paz, Los Cabos, Juárez, Manzanillo, Cancún, Chilpancingo y Coatzacoalcos.