La sección 22 recupera una escuela a pedradas

El predio era defendido por unos 30 padres de familia, pero los docentes los superaban en número; 40 policías no hicieron nada.
En la refriega también salieron a relucir machetes y resorteras.
En la refriega también salieron a relucir machetes y resorteras. (Luis Alberto Cruz)

Oaxaca

Aproximadamente 300 maestros de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación irrumpieron violentamente en la escuela primaria Montealbán del Municipio de Santa Cruz Xoxocotlán, conurbado a la capital de Oaxaca.

Con palos, piedras, resorteras, tubos y cohetones, los integrantes de la CNTE corretearon a padres de familia y a menores de edad, que ante la incursión magisterial huyeron hacia el monte que colinda con ese colegio, en la colonia Insurgentes.

Una madre de familia fue alcanzada, acorralada, jaloneada y en la trifulca resultó herida por arma blanca en la mano derecha. Ella —junto con una treintena de otros padres— llevaba consigo gas lacrimógeno para evitar que los maestros de la CNTE recuperaran la escuela de sus tres hijos; sin embargo, no lo lograron, pues fueron rebasados en número.

Este hecho se dio con la presencia de al menos 40 policías estatales que se mantuvieron al margen, mientras los maestros de la CNTE, ya en el interior del plantel, lanzaban cohetones al aire para celebrar su victoria y mostrar a la prensa un par de machetes, una navaja y un perro cachorro, como "pertrechos de guerra".

La mujer herida por arma blanca, de nombre Elena Elorza Pérez, manifestó: "Me agredió la 22, soy madre de familia, me siento indignada por la manera cobarde de sacarnos de ahí, así trabajan ellos, de manera sucia, puerca.

"Me cortaron, yo traigo gas lacrimógeno para mi defensa propia; soy mamá de tres menores de edad que estudian en esta escuela, y la defiendo por la educación de mis hijos, por la protección de mis hijos", expresó Elena, mientras algunos padres de familia afines a la sección 22 de la coordinadora, coreaban en su contra: "¡quiere llorar!" "¡quiere llorar!"

Respecto a algunos integrantes de la sección 22 de la CNTE dijo tener testimonios de que son "acosadores, violadores, y señaló directamente al profesor Emilio Luna, que estuvo acosando a madres, entre ellas a mí".

Mientras los pobladores de esta agencia municipal de arrazola de Santa Cruz Xoxocotlán se mantenían espectantes a los sucesos, los maestros de la CNTE amagaron con apoderarse de otras 70 escuelas en las que los padres de familia ya no los quieren de vuelta a dar clases a sus hijos, ya que junto con profesores comunitarios y maestros de la sección 59 del Snidicato Nacional de Trabajadores de la Educación ya han comenzado a regularizar a los menores de edad.

Este hecho se da a menos de 24 horas de que el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, rinda su tercer informe de gobierno ante la 62 Legislatura del Congreso local, y en el que se espera la presencia del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, así como una decena de gobernadores, entre ellos el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera.

Al cierre de esta edición, al lugar se sumaron al menos cien policías estatales, de los cuales un contingente rodeó el monte que circunda a la primaria Montealbán, en cuyos techos había un par de bombas molotov y decenas de piedras que no pudieron lanzar a los profesores de la CNTE debido a que fueron sorprendidos.

El líder de la sección 59 del SNTE, Joaquín Echeverría Lara, responsabilizó al gobierno oaxaqueño de haber roto el acuerdo firmado entre la Secretaría de Gobernación para no generar violencia en las escuelas que están bajo control de padres de familia y del magisterio oficial.

Por su parte el diputado federal por Oaxaca, Samuel Gurrión lamentó estos hechos y consideró que no es por la vía de la violencia como se puede llegar a acuerdos entre las partes.