• Regístrate
Estás leyendo: Se quedará a dormir… ¡para pagar refrendo!
Comparte esta noticia
Viernes , 25.05.2018 / 10:34 Hoy

Se quedará a dormir… ¡para pagar refrendo!

El automovilista comentó que no busca ningún regalo o premio y que sólo lo hace por cumplir con su obligación como contribuyente.

Publicidad
Publicidad

Eduardo Mendieta

Don Dionisio Mendoza Moreno, vecino de la colonia Independencia, hace fila para ser el primer contribuyente en pagar el refrendo vehicular afuera del Pabellón Ciudadano... aunque ahora no haya premio por parte del Gobierno Estatal.

Aunque desde lejos podría pensarse que es el guardia de las oficinas de gobierno, de cerca se percata que se trata de un adulto de 62 años, que por noveno año consecutivo llega a cumplir con su obligación como ciudadano 24 horas antes de que abran la ventanilla.

Don Dionisio puso una silla con un letrero para apartar su lugar y en donde dormirá para pagarlo este lunes 2 de enero.

"En el pasado no vine porque no tuve lana, ya bien tres veces más aquí, pero también lo he hecho cuando estaba allá en el Centro cinco veces más", explica.

El automovilista señala que tiene que efectuar el pago de tres de sus automóviles Topaz modelo 91, una Van modelo 94, y una pick-up Chevrolet, aunque ya ninguna paga tenencia por ser modelos antiguos.

"Fila para refrendo 2017", es el letrero que improvisó y que colocó arriba de una silla que trajo para que los contribuyentes que lleguen sepan que es el primero que va a pagar el refrendo de este año que inicia.

Comenta que no busca ningún regalo o premio, y aunque en otras ocasiones otros han ganado incluso hasta una motocicleta por ser los primeros en pagar el refrendo, señaló que él no lo hace por eso, sino cumplir con su obligación como contribuyente.

"Llegué desde temprano, recuerdo cuando estaba Pedro (Morales) Somohano dio una moto, y luego el año antepasado el señor (Ernesto) Sandoval (ex directores del Instituto de Control Vehicular de NL) y me gané una canasta.

"Ahora ya no hay nada, quién sabe este año, no creo que este señor dé nada, todo lo quiere para él (el gobernador Jaime Rodríguez Calderón), es puro cabrón, ¿cuál codo?", señala.

Don Dionisio recuerda que hay personas que se dedican a eso, como los que se encargan de dar posada a mendigos y vagabundos y que son de cierta religión, a hacer fila y ganarse premios.

"Allá en Washington, que varias veces fui, no daban nada de premios, pero llegaba gente que se quedaba en una posada en las calles Arteaga y Corona, gente que va ahí de una religión y estos cabrones se valían de esas personas y les decían: ´Ahora vete tú, tú, y tú´, para la fama y premios, a eso se dedicaban", relata.

KDSC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.