Mi salida deja “una vía más libre” para muchos

Señaló que se traslada de vuelta a la cámara alta del Legislativo federal para contribuir en la construcción de las reformas secundarias del presidente.
Arturo Zamora resaltó que desde hace más de un mes se hablaba sobre su regreso al Senado.
Arturo Zamora resaltó que desde hace más de un mes se hablaba sobre su regreso al Senado. (Nacho Reyes)

Guadalajara

En entrevista con MILENIO RADIO Arturo Zamora confirmó su salida del gabinete de Aristóteles Sandoval. Resaltó haber cumplido las metas que se trazaron mientras él estuvo al frente de la Secretaría General de Gobierno y aseguró que sería irresponsable de su parte pensar en este momento en una candidatura a gobernador en 2018.

¿Cómo está el aún o ya ex secretario de Gobierno del estado de Jalisco?

Todavía Secretario de Gobierno. Sí, quiero compartir con ustedes que hemos venido platicando este tema durante un par de meses, sobre la conveniencia de que tengamos en el contexto nacional más fuerza de representación y esto, por supuesto que el gobernador del estado con su apoyo en coordinación con el senador Emilio Gamboa, como coordinador del grupo parlamentario del PRI en el Senado de la república, estamos buscando finalmente un acuerdo copular que yo pueda trasladarme allá para contribuir al andamiaje de la diplomacia política que permita que se puedan construir ya las reformas secundarias en materia energética y en materia de telecomunicaciones. Entonces en ese orden de cosas es el contexto en el que esto de mi regreso al Senado puede darse seguramente que en diez, 12 o 15 días más.

Esta versión que nos das, a mí, lo que me dice es que Emilio Gamboa Patrón no te terminó de extrañar y que te necesita en la vicecoordinación de los senadores del PRI.

Honestamente sí, fueron las cosas que él desde hace poco más de un mes ha estado insistiendo, pero finalmente todos formamos parte de un equipo de trabajo donde nuestro jefe político, en el contexto nacional, es el presidente de la república y aquí, en este caso, el gobernador del estado y yo por supuesto que me voy con el grato sabor de boca de tener muchos más amigos, más que en estos 15 meses descubrí ese gran valor de amistad con muchas personas; me voy también con el grato sabor de boca de haber adquirido una experiencia profunda, con el conocimiento de raíz de los temas de Jalisco y de los jaliscienses y por supuesto que también con un gran anhelo de permitir que otras opciones de desempeño puedan cumplir sus propias realizaciones

Secretario, entonces, de tu regreso a la Cámara Alta ¿hablaste también con el presidente Enrique Peña?

Bueno, yo quiero compartirles que éste ya es un tema en el que el propio presidente, el propio senador Gamboa, el gobernador, ellos ya… por respeto que debo a la jerarquía de mi gobernador, he sido muy prudente, pero esa parte entiendo que está debidamente platicada.

Esta versión que nos das de regresar a auxiliar en las negociaciones fundamentales de las leyes secundarias de las reformas aprobadas en 2013, también descarta todos estos rumores que hablan de que fue un desacomodo, una insatisfacción de tu parte por quienes no aceptaron del todo tu llegada de última hora al gabinete.

Sí. Yo lo que les digo es que me voy con la riqueza de la gran experiencia y los amigos. Con eso me voy, con eso me quedo y la verdad de las cosas, estoy muy satisfecho por el desempeño.

¿Qué sentimiento te genera esta petición que te hacen del gobierno federal, del mismo Senado, de regresar y dejar este papel aquí en Jalisco?

El sentimiento de gratitud y de satisfacción.

Cuando estabas en el Senado, ya siendo vicecoordinador con una gran influencia en la bancada del Senado del PRI, y te invitaron acá ¿pensaste que sería por este periodo —que finalmente resultó corto— de tiempo?

Sí. Nosotros habíamos puesto más o menos una meta, un periodo, no sé, un año y medio o dos años. La verdad de las cosas, ahora sí que las necesidades del servicio exigen anticipar un poco esto, pero finalmente aquí nosotros nos resistimos el gobernador y yo para que pudiéramos estar más tiempo en este acomodo que tenemos, pero ya finalmente habrá que ir adelante con la toma de decisiones y compartir el interés que se tiene, que es un interés supremo, de sacar adelante las grandes reformas estructurales de este país.

Compártenos de la misión que te dio el gobernador en este periodo que se sabía temporal, si se alcanzaron esos objetivos.

Sí, sin duda. El equilibrio político ahí está, mantener la paz social también está conflictos no los hay, no hay conflictos graves, irresolubles; buscar que todo lo que se diera a partir de las reformas del presidente de México se secundaran aquí, como se hizo con la energética, con la de educación, con la laboral, etcétera y entre otras cosas, mantener una eficaz comunicación con el gobierno federal, con los gobiernos municipales, con los otros poderes del estado, con los partidos políticos y entendemos que prácticamente se cumplió con el compromiso, se cumplió con la meta a cabalidad.

Tú aspiraste a la gubernatura del estado por allá en la mitad de la primera década de este siglo, te quedaste a muy poquito de lograrlo. ¿Hasta qué grado el haber sido durante estos 15 meses el número dos de le gobierno estatal te permitió cumplir con ese sueño de vida?

Yo quiero decirles que como secretario de gobierno me quedó siempre muy claro cuáles eran los límites de mi responsabilidad y de mi actuación y cumplí estrictamente con el rol. El rol del gobernador del estado está intocado, siempre fui muy respetuoso y por supuesto que lo que hice desde la perspectiva de mi oficina como secretario de Gobierno fue conocer profundamente la raíz de cada problema, de cada asunto, de cada tema de importancia y hoy es un bagaje de conocimientos incalculable el que ya conservo en este momento en mi mente y que me permite por supuesto seguir apoyando los intereses de los jaliscienses en el contexto nacional. Debo dejar, en este sentido, muy claro que jamás hice ningún acto o dejé de hacer algo para prevalecerme del cargo como secretario de gobierno buscando mejorar mi imagen o buscando posicionar mi imagen.

Tu regreso al Senado cancela tu participación en el proceso electoral del 2015, mas no del 2018

Yo quiero decir, como aprendí desde niño, que no hay que afirmar “de esta agua no he de beber”, pero sí, el hecho de que yo me reintegre al Senado va a permitir que muchos de mis compañeros de partido y de otros partidos y muchas personas tengan una vía más libre para el cumplimiento de sus anhelos y de sus objetivos. Yo, de momento, lo digo con toda claridad, el único interés que tengo es que le vaya bien a Jalisco en donde yo esté.

Pero ¿te ves en el 2018 acá compitiendo por algo importante, tal vez para la posición más importante que se juegue en aquel momento?

Es un tema muy importante y de mucha responsabilidad. Qué irresponsable de mi parte si todavía quedan cuatro años para estar pensando en ese tipo de cosas.

Sucesor debe ser leal

Aunque aclaró que no tiene candidato, pues el único que decide es el gobernador del estado, Aristóteles Sandoval Díaz, el secretario general de Gobierno, Arturo Zamora Jiménez, destacó que su sucesor deberá ser alguien que no esté interesado en ocupar algún cargo político. 

“Debe de ser alguien que no debe estar en la búsqueda de un proyecto personal, no debe estar en la búsqueda de un proyecto político personal de futuro, porque yo creo que este tipo de cargos, lo único que te recomienda es tu desempeño”, destacó. 

Dijo que debe ser institucional y leal, “comprometido en el trabajo, saber que tiene que dedicar tiempo completo, tiene que hacer uso de una gran paciencia, pero sobre todo una gran capacidad de argumentación para lograr acuerdos”. 

Por lo que agregó que él logró equilibrios con los demás poderes del estado, con los partidos políticos, con la sociedad en general, con las universidades (entre estas la Universidad de Guadalajara), con los presidentes municipales y los delegados. 

Zamora subrayó que su cargo lo desempeñó con profunda lealtad. 

(Yenzi Velázquez/Guadalajara)