Descartan propuesta de Mancera sobre salario mínimo

El secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, se reunió hoy con dirigentes empresariales y de trabajadores, quienes se pronunciaron por formalizar el empleo y elevar la productividad.

Ciudad de México

El Gobierno de la República y diversos sectores productivos desestimaron un aumento del salario mínimo inmediato, como propuso el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera.

A través de un pronunciamiento y tras una reunión con la Secretaría del Trabajo, representantes empresariales y patronales consideraron que las reformas estructurales recién aprobadas son fundamentales para el desarrollo del país y sientan las bases para que aumente la competitividad, promueva mayores inversiones, incremente su productividad y genere más y mejores empleos que eleven la calidad de vida de los trabajadores y sus familias.

Por ello saludaron la discusión pública, seria y responsable sobre un incremento a los ingresos de los trabajadores y en particular al salario mínimo, para que en ésta se expresen todos los actores sociales.

El pronunciamiento, leído en conferencia de prensa por el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, deja claro que la discusión sobre el salario debe realizarse dentro de los marcos legales e institucionales establecidos en la Constitución y considerar necesariamente el incremento de la productividad y compartir sus beneficios; formalizar el empleo y desvincular al salario mínimo como unidad de cuenta y referencia de otros elementos no relacionados con el ámbito laboral.

“Sólo así evitaremos caer en errores del pasado que causaron dolorosas lecciones al país, a los empleadores y los trabajadores”, precisaron.

Los sectores productivos del país reiteraron su voluntad de unir esfuerzos con el gobierno federal, el cual, consideraron, “continuará implementando políticas públicas, a efecto de construir un camino que promueva de manera responsable, sólida y continua la formalidad, la productividad y la competitividad en beneficio de las empresas, sus  trabajadores y las familias mexicanas”.

A pesar de que no se comprometieron a aumentar el salario mínimo dijeron que sí incrementarán las inversiones, impulsarán la preservación y crecimiento de las fuentes de empleo, elevarán la productividad de las empresas y los trabajadores y trabajarán con seriedad y profesionalismo para mejorar los niveles de ingreso salarial.

El gobierno federal reconoció que a lo largo de 30 años, México ha tenido un crecimiento medio anual de 2.4 por ciento del PIB así como una disminución anual de la productividad de 0.4 por ciento, lo que aunado a las tasas de crecimiento de la población y de la inflación no ha permitido reducir la pobreza ni mejorar las condiciones de empleo y el bienestar social de los mexicanos.

En entrevista posterior, Gerardo Gutiérrez Candiani explicó que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos se mantendrá y será la interlocutora para lograr el proceso de desvinculación del salario mínimo con base en los tiempos establecidos en la ley.

Este anuncio se da luego de que el Gobierno del Distrito Federal informara que propondrá en la Conferencia Nacional de Gobernadores elevar el ingreso de los trabajadores, y que éste tenga un incremento del 20 por ciento, considerando que se ubica en 67 pesos diarios.

Lee aquí el pronunciamiento de los sectores obrero y patronal y el Gobierno de la República