A finales de año habrá un salario mínimo único nacional

El secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete, firmó un convenio de colaboración con los sectores obrero y patronal para homologar las áreas geográficas a los salarios mínimos.
Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, y Alfonso Navarrete Prida, secretario del Trabajo, presentaron la propuesta de homologación a nivel nacional del salario mínimo.
Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, y Alfonso Navarrete Prida, secretario del Trabajo, presentaron la propuesta de homologación a nivel nacional del salario mínimo. (Cuartoscuro)

México

El secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, anunció que al finalizar este año, el salario mínimo en las áreas geográficas A y B quedarán homologadas.

Al realizar el anuncio en conjunto con representantes de los sectores obrero y patronal, el funcionario señaló que como un primer esfuerzo, en abril, las áreas geográficas A y B se homologarán 50 por ciento, es decir, el salario de la zona B pasará de 66.45 a 68.28, lo que representa un incremento de 1.82 pesos, para llegar a los 70.10 pesos a finales del año.

"Coincidimos en sumar voluntades con el propósito de avanzar en la gradual reducción de las diferencias entre las áreas geográficas del salario mínimo, hasta alcanzar uno solo para todo el país y, con ello, recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores, especialmente de quienes menos ganan", señaló.

Navarrete Prida dijo que si las condiciones económicas lo permiten, es posible poder cerrar la brecha entre áreas en este mismo año, sin que ello afecte la inflación y el empleo productivo para tener, por primera vez, un solo salario mínimo para todo el país.

Recordó que el pasado 12 de agosto, los sectores productivos del país se pronunciaron a favor de mantener una discusión pública, responsable y seria sobre el incremento de los ingresos de los trabajadores y los salarios mínimos, por lo que realizaron tal discusión dentro de los marcos institucionales establecidos, tomando en cuenta indicadores como el incremento de la productividad, la formalización del empleo y la desvinculación del salario mínimo como unidad de cuenta y referencia en leyes y reglamentaciones federales, estatales y municipales que así lo utilizaban.

Además, señaló que gracias al diálogo entre trabajadores, empleadores y gobierno, se han logrado avances como el incremento del empleo formal, la disminución de la informalidad, una mayor productividad laboral de la economía, mejor capacitación para el trabajo y la conciliación eficaz por la vía de la negociación y el diálogo, con lo que se ha mantenido la paz laboral, la inversión y la actividad productiva.

"Todo ello son avances importantes, pero debemos seguir redoblando esfuerzos porque México requiere la creación de al menos 800 mil empleos cada año para absorber a la población que se incorpora al mercado laboral y de un proceso de recuperación del poder adquisitivo de los salarios para seguirnos posicionando como un país competitivo para atraer inversión productiva", apuntó.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]