Coneval recomienda aumento gradual al salario mínimo

El secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social, Gonzalo Hernández Licona, recomendó aumentar gradualmente el salario mínimo en pesos y no en porcentajes.
Salario mínimo
(Milenio Digital)

Ixtapan de la Sal

El secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval), Gonzalo Hernández Licona, recomendó al Ejecutivo y al Congreso aumentar gradualmente el salario mínimo en pesos y no en porcentajes, para evitar un efecto inflacionario sobre la economía mexicana.

Recordó que las mediciones del Coneval estiman un ingreso de al menos 2 mil 200 pesos por persona al mes para superar la línea de la pobreza.

“El reto de la política social es qué hacer para que con nuestro propio esfuerzo, nuestro propio trabajo, todos seamos  personas productivas y que todo mundo le vaya mejor”, señaló.

Hernández Licona participó como ponente en la reunión plenaria de los diputados federales del PAN, cuya agenda legislativa prevé impulsar una serie de ordenamientos y reformas para alcanzar un salario digno para los trabajadores.

En ese contexto, el funcionario advirtió la inconveniencia de otorgar de un solo golpe un incremento porcentual considerable al salario mínimo, pues ello significaría un impacto sobre la inflación

“Una manera diferente de hacerlo es buscar que los incrementos de los salarios mínimos sean en pesos y no en porcentajes, es decir, el salario mínimo es del nivel de 75 pesos más o menos y, por ejemplo, un incremento de 75 a 85 pesos a 90 pesos y que todo mundo podríamos tener un incremento de 15 pesos: si eso fuera el caso, la gente más pobre recibiría un incremento porcentual mayor que el resto y no habría elementos inflacionarios, que son en buena parte de los argumentos contra el incremento del salario mínimo”, indicó.

El secretario ejecutivo del Coneval evitó, sin embargo, hablar de un plazo determinado para que los salarios mínimos alcancen los niveles que permitan a los trabajadores solventar las necesidades básicas de sus familias.

Agregó que el pago por hora podría ser otra modalidad para elevar los ingresos de los mexicanos, sobre todo cuando la economía nacional se caracteriza por una alta proporción de informalidad.