Las rutas legislativas de la CNTE contra la reforma educativa

Legisladores de izquierda trabajarán en una iniciativa para adecuar la reforma a sus exigencias; otros les sugieren presentar una iniciativa ciudadana.
Los maestros pidieron a legisladores del PRD,PT y Morena que coadyuvaran para derogar la reforma; también buscan la liberación de sus líderes y la reinstalación de los despedidos.
Los maestros pidieron a legisladores del PRD,PT y Morena que coadyuvaran para derogar la reforma; también buscan la liberación de sus líderes y la reinstalación de los despedidos. (Tomada de @MarthaTagle)

Ciudad de México

Los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) emprendieron nuevas acciones, además de sus movilizaciones y el diálogo con el gobierno federal, para intentar que desde el Congreso se les dé una respuesta a sus exigencias.

Esta semana en una reunión con legisladores de izquierda acordaron establecer un frente en el cual se construirán iniciativas de ley para adecuar la reforma educativa de acuerdo a los que los maestros de la CNTE piden.

En entrevista en MILENIO Televisión, la senadora independiente Martha Tagle explicó que el frente legislativo que se formó está integrado por legisladores de izquierda pero estará abierto a que cualquier diputado o senador de otros partidos se integre con propuestas.

El principal objetivo de los legisladores es construir iniciativas con el apoyo de los maestros para que una nueva reforma educativa logre atender las necesidades educativas en el país, sin el carácter punitivo contra los docentes.

"Es precisamente haciendo una revisión de la reforma educativa, planteando una nueva reforma que no se centre solamente en acciones punitivas hacia los maestros, que ha sido el principal problema que nos tiene hoy en día con este conflicto magisterial. Que realmente revisemos el tema de los contenidos, el modelo educativo y las necesidades reales de las escuelas. Decidimos que tendría que ser una iniciativa de la mano con maestras y maestros, no la podemos plantear sin ellos", dijo.

Aclaró que no solamente la construirán con la CNTE, sino que escucharán sus planteamientos y que se tomarán el tiempo que sea necesario, pero la idea es hacerlo lo más pronto posible.

"Tenemos que meterle celeridad, tomando en cuenta el conflicto actual", dijo.

Una vez construida la iniciativa, los legisladores la deberán presentar en una o ambas cámaras para que se le dé trámite y se envíe a comisiones para su análisis, discusión y eventual votación. En caso de que no se apruebe en comisiones, la iniciativa quedaría rechazada, pero si es aprobada pasaría al pleno para su votación.

De acuerdo con los legisladores, lo que se adecuaría serían las leyes secundarias y no la reforma constitucional.

El partido que ya prepara acciones para presentar una iniciativa de reforma constitucional en materia educativa es el PRD. Hoy el Comité Ejecutivo Nacional perredista junto con sus diputados y senadores anunció que instalará una comisión encargada de construir una propuesta de reforma constitucional y legal "que contribuya a un nuevo modelo pedagógico que preserve el carácter laico, público, de calidad y que garantice los derechos de los niños, así como los derechos laborales del magisterio".

Otros legisladores, como el presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, han sugerido a los maestros presentar los cambios que buscan para la reforma educativa como una iniciativa ciudadana, para lo cual requerirían reunir al menos 120 mil firmas de apoyo para llevar la iniciativa al Congreso. El Instituto Nacional Electoral tendría que validar que las firmas no se repitan y sean reales y el Congreso tendría la obligación de discutir la iniciativa de la CNTE.

Mientras que el presidente del Senado, Roberto Gil, descartó la posibilidad de derogar la reforma educativa, aunque se dijo abierto a hacerle las adecuaciones necesarias para su correcto funcionamiento.

Los maestros han dicho que todos estos caminos forman parte de sus planes de acción que analizan en sus asambleas.

En entrevista con MILENIO, Francisco Bravo, de la sección 9 en la Ciudad de México, planteó que tanto las movilizaciones como las exigencias al gobierno se mantendrán, así como los trabajos de orden legislativo que los puedan beneficiar.