Rotundo no del PRD al ‘chantaje’ de AMLO

El dirigente perredista en el Edomex advierte que, “de entrada, sin que nadie se lo pida, está cancelando un frente”; no puede dar órdenes, dice Padierna.
La secretaria general del PRD dijo que es un planteamiento poco serio y no la tomarán como propuesta formal.
La secretaria general del PRD dijo que es un planteamiento poco serio y no la tomarán como propuesta formal. (Juan Carlos Bautista)

México

El PRD anticipó que no aceptará ningún “chantaje” rumbo a 2018, luego de que Andrés Manuel López Obrador condicionó una alianza entre las izquierdas a que declinen ya a favor de los candidatos de Morena.

Beatriz Mojica, secretaria general del partido, consideró que es un planteamiento poco serio que solo forma parte de la estrategia mediática del tabasqueño.

Explicó que no se tomará como una propuesta formal por parte de la dirigencia nacional del PRD y recordó que, desde antes que iniciaran las campañas, intentaron acercarse a Morena para una eventual alianza, pero no hubo respuesta.

“Andrés Manuel es presidente de un partido. Nosotros mantenemos comunicación y estamos abiertos a todos los partidos, pero hasta este momento no hemos recibido su petición directamente para revisar las alianzas a 2018.

“Por lo tanto no podemos tener una postura en torno a estrategias y declaraciones mediáticas, me parece que es poco serio”, dijo la perredista en entrevista con MILENIO.

Mojica enfatizó que en el PRD “no vamos a aceptar ningún chantaje en la ruta de 2018; primero tenemos que esperar a que lo haga de manera formal, no podemos estar especulando”.

“Andrés Manuel tiene un teléfono y seguramente tiene el teléfono de nuestra presidenta (Alejandra Barrales), y puede entablar el diálogo necesario para revisar cualquier circunstancia, sin descalificaciones, con respeto, esa es la mejor manera”, expresó. Finalmente subrayó que no hay planes de que su candidato, decline por Delfina Gómez.

Al respecto, la dirigente perredista en el Estado de México, Omar Ortega, acusó que López Obrador y Morena obstaculizaron las alianzas para el proceso electoral en la entidad, por lo que su planteamiento es solo una estrategia para afectar al PRD.

“Sus dirigentes estatales y nacionales minimizaron al PRD y nos trataron hasta con desprecio. Cuando los llamamos para sentarnos a platicar nos dieron con la puerta.

“Hoy, que el PRD ha crecido, que tenemos un buen candidato, AMLO nos quiere dinamitar y trasladarnos una culpa que solo es de su partido. Si no hay alianza es por su culpa”, dijo.

Ortega señaló que, “de entrada, sin que nadie se lo pida, sin mediciones, ya está cancelando un frente de izquierdas para 2018. Yo le diría que se serene, que no se acelere. Mientras la necedad no nos venza, siempre habrá tiempo para platicar”.

Afirmó que la estrategia del tabasqueño busca restarles votos, pues “quien sabe un poco de política nunca plantea la unidad a base de chantaje, de ultimátums y de amenazas, sino que privilegia el diálogo, la conciliación de intereses y el acuerdo de las partes”.

Destacó que la candidata de Morena “ya no da, ya se estancó” y aclaró que “no hay necesidad de hacer alianzas de facto, cuando se pueden hacer alianzas jurídicas, bien platicadas, meditadas. Una alianza de ganar- ganar, donde primero ganen los ciudadanos”.

Por su parte, la coordinadora del PRD en el Senado, Dolores Padierna, destacó que la política es diálogo y acuerdo, “no se pueden dar órdenes” unos a otros.

Señaló que el tabasqueño tiene que sentarse y llegar a acuerdos con los partidos de izquierda. “Es una propuesta interesante que se tendría que analizar en igualdad de condiciones para trazar una ruta para 2018”, dijo.

CLAVES

“NO SOMOS SÚBDITOS”

El diputado Jesús Zambrano advirtió que los perredistas no son “ni súbditos ni empleados” de AMLO, por lo que no aceptarán su “ultimátum”.

Dijo que el PRD no se venda “al mejor postor” ni busca quién le pueda dar “la absolución”, y calificó el llamado de “indignante e insolente”.

El coordinador perredista, Francisco Martínez, consideró que aún hay tiempo para dialogar, mientras sea un proyecto en común y no de simple adhesión.