Tras riña, PRI y PRD pactan no agredirse

PAN, Morena y Movimiento Ciudadano rechazan llamado; es “simulación”, asegura el blanquiazul; amenazan con arma a candidado en Coyoacán.
Saludo de líderes de PRD y PRI durante el acto realizado en el IEDF.
Saludo de líderes de PRD y PRI durante el acto realizado en el IEDF. (Octavio Hoyos)

México

Tras la riña entre sus brigadistas de Cuajimalpa, PRI y PRD firmaron el Pacto de Civilidad que propuso el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF).

Asimismo, el instituto y la Secretaría de Gobierno del DF acordaron la presencia permanente de policías en Cuajimalpa; que vigilen los actos de campaña o instalación de propaganda que determinen los partidos, y el cumplimiento de las medidas de seguridad con los candidatos que
lo soliciten.

Con la ausencia de PAN, Morena y Movimiento Ciudadano, los partidos que protagonizaron la gresca cruzaron señalamientos y ninguno se responsabilizó de los hechos ocurridos la madrugada del jueves; sin embargo, se comprometieron a llevar en equidad y sin violencia lo que resta del proceso electoral.

A su vez, el IEDF se pronunció por garantizar imparcialidad en la contienda y actuar con rectitud y transparencia.

“Somos una institución sólida y no titubearemos ni cederemos a ninguna clase de presión para preservar las condiciones de equidad en la contienda; seremos firmes en la aplicación de las normas”, dijo Mario Velázquez, consejero presidente del IEDF.

El primero en tomar la palabra de los partidos involucrados fue Raúl Flores. El líder del sol azteca en el DF dijo que nadie va a ganar apostándole a la violencia y a la descalificación, porque este tipo de acciones solo confirman los temores de la ciudadanía respecto a la política.

Manifestó que la firma del pacto es un compromiso y muestra confianza en las instituciones, y rechazó que la Ciudad de México viva un clima de violencia similar a estados como Tamaulipas.

“La vida democrática de la ciudad ha sido ejemplo en el contexto nacional y esa vida ha sido la que nos ha permitido transitar a una ciudad en la que estamos deseosos siempre de tener mayor calidad, en nuestra vida y por qué no, en nuestros procesos electorales”, destacó.

Enseguida tomó la palabra Mauricio López, del PRI. El dirigente tricolor aseguró que tras la firma del pacto ahora “la pelota está en la cancha del Gobierno” del DF, a quien instó a crear un documento similar junto con las delegaciones, en el que se comprometan a evitar el uso de recursos públicos en las campañas.

Aunque dijo que cualquier acto de violencia se puede superar a través de la política, mencionó que hoy fue amenazado el candidato en Coyoacán, Aarón Jiménez, con una pistola en el Mercado de Bachilleres CTM 6.

“Tenemos que mandar un mensaje firme de que la violencia está en otra parte, y para ello hay que mejorar actitudes y hay que controlar también que no se disparen y no se rebasen los comportamientos de candidatos y militantes en la contienda electoral”, destacó.

Además de PRI y PRD, firmaron también el documento los partidos Humanista, Encuentro Social, Verde Ecologista de México, del Trabajo y Nueva Alianza.

ACCIONES ILEGALES

El PAN-DF rechazó asistir a la firma del Acuerdo de Civilidad impulsado por el Instituto Electoral del Distrito Federal, ya que asegura que es un acto de “simulación”, rodeado de acciones ilegales en las campañas.

En un comunicado que se repartió durante la firma del acuerdo, el dirigente blanquiazul del DF, Mauricio Tabe, señaló que la compra de votos y el uso de recursos públicos para fines electorales siguen latentes, por lo que no había condiciones para firmar el acuerdo.

Señaló la omisión del gobierno capitalino por suspender la difusión y empadronamiento de programas sociales, lo que calificó de “cinismo gubernamental”.

El líder panista sostuvo que su partido continuará siendo crítico y condenará los actos de ilegalidad, censura, calumnia y violencia que ocurran en las contiendas.

Dijo que se mantendrán en espera de que el IEDF garantice la equidad durante los comicios.

En tanto, Morena también repartió su posicionamiento en el que aseguraba que no firmó el pacto porque entraña “simulación democrática”.

“Las leyes no se pactan ni se negocian, se cumplen. Mucho daño le han hecho a México los pactos simuladores en los últimos años; es hora de hacer respetar la equidad en la contienda y la autenticidad del sufragio”.

En el documento firmado por el representante de Morena ante el IEDF, Froylán Yescas, exige el cese inmediato de la violencia que busca inhibir la participación libre y consciente de la ciudadanía.