Cofepris cierra 8 restaurantes chinos en QR por violar normas

La reincidencia en el incumplimiento de las normas sanitarias por parte de este sector de negocios, ha implicado la capacitación de empleados y la advertencia de clausura definitiva.
El año pasado se realizaron otros operativos en restaurantes del mismo giro.
El año pasado se realizaron otros operativos en restaurantes del mismo giro. (Especial )

Chetumal, Quintana Roo

Durante el mes de febrero del año en curso fueron sancionados y clausurados 8 restaurantes de comida china, dos en el sur y 6 en la zona norte del estado por incumplir con normas sanitarias, conforme al comunicado emitido por la dirección de protección contra riesgos sanitarios en Chetumal.

En 2 casos, se encontraron productos que se utilizaban para la elaboración de la comida, pero que carecían de las etiquetas de procedencia y de los permisos de comercialización correspondientes.

Gracias a la incidencia de este tipo de problemáticas, se han tenido que reforzar los operativos de vigilancia sanitaria en el estado, al grado de implementarse de manera permanente en los establecimientos dedicados a la venta, conservación, transportación y elaboración de alimentos.

TE RECOMENDAMOS: Secretaría de Salud de Sinaloa descarta bacteria en muerte bebés

Puntos esenciales en la materia son la capacitación a los trabajadores y propietarios de negocios relacionados con la alimentación, donde las inspecciones implican la verificación del uso del agua clorada, así como de los certificados de fumigación de los establecimientos.

Análisis de laboratorio: prioridad en la prevención de riesgos sanitarios

El manejo adecuado de la basura, el estado de los utensilios y de las superficies de trabajo, además de la salud del personal y la adecuada refrigeración de los productos y su uso en un buen estado, forman parte de las tareas y de la toma de muestras para analizarse en laboratorios.

TE RECOMENDAMOS: Cofepris asegura productos para bajar de peso

El necesario fomento sanitario en el estado

La capacitación y la realización de las adecuaciones correspondientes en las instalaciones de los 8 establecimientos que cerraron en febrero, dejó en claro la necesidad de adecuarse a las normas sanitarias vigentes, además de sumarse a dichas tareas con la capacitación adecuada del personal de los establecimientos incidentes.

Igualmente el uso correspondiente de las etiquetas de origen, con fechas de caducidad y los permisos en vigencia, deberán ser parte de las tareas cotidianas del personal de los establecimientos a cargo de la preparación y venta de alimentos.

En caso de reincidencia, la dirección de protección contra riesgos sanitarios que dirige Miguel Pino Murillo habrá de mantenerse firme ante la advertencia de clausura definitiva, de la que se aseguró que se han redoblado esfuerzos para concientizar a los prestadores de servicios sobre el manejo higiénico de los alimentos y bebidas

GEE