México, abierto a revisión en derechos humanos: cancillería

El subsecretario de asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, Juan Manuel Gómez Robledo, negó que prevalezca en el país una política de estado de violación sistemática a los derechos humanos.
Gómez Robledo se reunió en Ginebra con el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein.
Gómez Robledo afirmó que se mantendrá su política de cooperación y apertura al escrutinio internacional en materia de derechos humanos. (Especial)

Ciudad de México

El Gobierno de México mantendrá su política de cooperación y apertura al escrutinio internacional en materia de derechos humanos, sin que ello signifique la aceptación de una práctica generalizada de la tortura en el país, aseguró el subsecretario de asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, Juan Manuel Gómez Robledo.

Luego del informe que presentó el relator especial sobre tortura de la ONU, el subsecretario aseguró que la valoración que hace sobre México supone en el derecho internacional la prevalencia de una política de estado de violación sistemática a los derechos humanos, la que no existe en el país.

"Es algo a lo que nos oponemos, porque en modo alguno la situación que se vive en México, por más que enfrentemos todavía zonas de vulnerabilidad, desafíos, fragilidades institucionales, por más de que tengamos estas situaciones en modo alguno se puede decir que las instituciones del estado no funcionan (...) y evidentemente incide negativamente en la valoración que haga sobre la situación que vive México", puntualizó.

Sin embargo, garantizó que el Gobierno estará dando respuesta puntual al resto de las recomendaciones que se hicieron en materia de combate a la tortura, ya que son consideradas como de gran valor para enfrentar los retos que aún prevalecen.