Segob negó a padres de los 43 entrar a cuarteles: abogado

El abogado Vidulfo Rosales informó que el subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda, les dijo que no aceptan bajo ninguna circunstancia la revisión a los cuarteles del Ejército.
Los padres llegaron en dos autobuses encabezados por su abogado, Vidulfo Rosales.
Los padres llegaron en dos autobuses encabezados por su abogado, Vidulfo Rosales. (Lorena López)

Ciudad de México

El subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda, dijo a los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos el 26 de septiembre que hay una "decisión de Estado" de no permitirles el acceso a ningún cuartel militar.

Así lo informó el abogado de los familiares de los jóvenes, Vidulfo Rosales, al salir de su encuentro de una hora con Miranda Nava en la Secretaría de Gobernación.

"La respuesta de él (Luis Enrique Miranda) es una negativa total, dice que no se acepta bajo ninguna circunstancia, nosotros referimos que hay elementos de prueba en el expediente que apuntan a la responsabilidad del Ejército mexicano, pero ellos refieren que no es posible la revisión de los cuarteles", reiteró.

Acompañado por Felipe de la Cruz, padre de uno de los jóvenes sobrevivientes al ataque, Rosales afirmó que el funcionario federal dijo que ni hay indicios de que los normalistas puedan estar en los cuarteles.

"Que no hay indicios de que ahí se puedan encontrar, no hay elementos para poder hacer una revisión ahí, le dijimos que si está dando un paso atrás en el compromiso que se tenía anteriormente, dice que sí, que así lo tomemos, que hay una decisión de Estado de no permitir la revisión a los cuarteles", afirmó.

Ambos anunciaron que buscarán a través de instancias internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, acceder a las instalaciones militares, agregó el vocero de los padres, Felipe de la Cruz.

Dijo que con la fotografías que se publicaron de los militares presentes en un hospital de Iguala a donde acudieron los estudiantes a recibir atención médica, se confirma que sí estuvieron, aunque dicen no participaron en los hechos, "pero eso debe investigarse".