Reunión de Peña y Obama mejorará imagen del país: PVEM

Arturo Escobar, líder del Partido Verde de la Cámara de Diputados, dijo que el encuentro entre los presidentes de México y EU afianzar la relación bilateral en materias como la seguridad.
Enrique Peña Nieto  en la Cumbre de Líderes de América de Norte, el 19 de febrero de 2014 en Toluca, junto con  el primer Ministro de Canadá, Stephen Harper, y el presidente de Estados unidos, Barack Obama.
Los presidentes de México y EU se reunirán el 6 de enero en Washington. (Presidencia)

Ciudad de México

El coordinador del Partido Verde en la Cámara de Diputados, Arturo Escobar, aseguró que la próxima reunión entre los presidentes de México y Estados Unidos contribuirá a resolver "los grandes obstáculos" que tienen ambas naciones en materia de inseguridad, cambio climático, narcotráfico y recesión económica global, entre otros.

Luego de que el gobierno federal confirmó que este 6 de enero Enrique Peña Nieto se reunirá con Barack Obama en Washington, el líder cameral indicó que esto ayudará a mejorar la imagen del país no sólo a nivel nacional sino ante el mundo.

"El Ejecutivo promoverá una figura renovada, retomando los conceptos de democracia, seguridad y principalmente desarrollo social", dijo Escobar.

Afirmó que esa será la imagen que impulsará el presidente Peña Nieto en la reunión de la próxima semana, al tiempo que aplaudió la disposición de ambos mandatarios para robustecer los lazos que unen a México y Estados Unidos.

"Las relaciones entre México y Estados Unidos representan una gran oportunidad para nuestro país en términos sociales, políticos, económicos y ello conlleva mejores beneficios para los mexicanos y un mayor margen de maniobra en el terreno internacional", aseguró.

El líder de los diputados del Partido Verde subrayó que la continuidad en el gobierno estadunidense del presidente Obama permitirá afianzar la relación bilateral que contribuirá a resolver los grandes obstáculos que tienen las dos naciones en materia de inseguridad, cambio climático, narcotráfico y recesión económica global, entre otros.

"México presenta un panorama distinto al que se tenía en abril de 2009, cuando el mandatario norteamericano visitó nuestro país, hoy el potencial de México es enorme luego de las reformas estructurales aprobadas por el Congreso y representa un gran atractivo como destino de inversión", aseguró.