Se reúne nuevo mando de seguridad en Monterrey con Estado

El vicealmirante de la Marina José Guadalupe Ávila Gil arribó al Palacio de Gobierno acompañado del secretario de Seguridad en NL, Alfredo Flores Gómez.
El secretario de Seguridad de Monterrey, José Guadalupe Ávila Gil, se reúne con el secretario de Seguridad Pública del Estado, Alfredo Flores Gómez.
El secretario de Seguridad de Monterrey, José Guadalupe Ávila Gil, se reúne con el secretario de Seguridad Pública del Estado, Alfredo Flores Gómez. (Carlos Rangel )

Monterrey

En medio de una guerra de declaraciones por las atribuciones de seguridad en la capital del estado, el nuevo secretario de Seguridad Pública y Vialidad del municipio de Monterrey, José Guadalupe Ávila Gil, vicealmirante de la Marina Armada de México, acudió a Palacio de Gobierno a entrevistarse con el secretario General Álvaro Ibarra.

Un breve encuentro que comenzó a las 11 horas de este lunes, en las que el nuevo titular de la dependencia municipal acudió en compañía del secretario de Seguridad Pública del Estado, Alfredo Flores Gómez, a entrevistarse con el secretario General de Gobierno, Álvaro Ibarra Hinojosa.

La visita se da a tres días del relevo del mando en la Policía de Monterrey y en medio de un ir y venir de declaraciones entre la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes y el jefe de la Oficina Ejecutiva del Gobierno Estatal, Jorge Domene Zambrano.

El encuentro duró alrededor de 45 minutos, tras los cuales salió de prisa y solicitando a los integrantes de los medios de comunicación un poco más de tiempo para contestar sus preguntas, pues aún no contaba con autorización de su "jefa".

Cuestionado sobre sus proyectos para la corporación, de la que solo acertó a decir que se encontraba en muy buena forma y listo para seguir trabajando, insistió en contestar los cuestionamientos en otro momento.

"Todavía no los tengo (los proyectos), los tengo, pero todavía no los sacamos a flote, tengo que recibir y después hacer lo que sea posible para mejorar y que todo salga bien", dijo.

La tensión entre el Gobierno Estatal y el municipio de Monterrey se han venido gestando desde finales del año pasado y están relacionadas con el reparto de recursos del Fondo Metropolitano, así como el alza a las tarifas en el transporte público.

El tema de seguridad se había mantenido al margen hasta el pasado domingo en el que al jefe de la Oficina Ejecutiva se le preguntó su opinión sobre el cambio de mandos en la Policía Regia, y este señaló que en materia de seguridad, el Gobierno Estatal todavía tenía que "hacerle el trabajo" al municipio de Monterrey.

Debido a la "custodia compartida" de la capital del estado entre la Policía Regia y la Fuerza Civil, el nuevo secretario de seguridad fue cuestionado sobre sus previsiones acerca de tiempo en que tomaría al municipio tomar el control completo de la seguridad.

"Eso no lo puedo decir porque no soy Sabrino", contestó.