Excluyen en Ley reubicación de pedreras

Francisco Treviño Cabello, de la Comisión de Medio Ambiente informó que en lugar de reubicarlas se instalarán dispositivos que monitorearán sus actividades industriales.
La Comisión de Medio Ambiente y Ecología presentó la ley.
La Comisión de Medio Ambiente y Ecología presentó la ley. (Foto: Eduardo Mendieta)

Monterrey

Los empresarios dueños de pedreras que contaminen en Nuevo León no serán obligados a ser reubicados, pues esta propuesta fue excluida de la nueva Ley en la materia, originalmente proyectada.

Tras la reunión de la Comisión de Medio Ambiente y Ecología, esta nueva Ley de Aprovechamiento de Recursos Minerales y Sustancias no Reservados a la Federación del Estado de Nuevo León se perfila para sea aprobada a favor dentro de la misma comisión y ante el Pleno del Congreso.

A pesar que causan graves problemas de contaminación a la población, las pedreras no serán reubicadas de acuerdo a la nueva ley y sólo se incluyen sanciones, informó el diputado Francisco Treviño Cabello.

El presidente de la Comisión de Medio Ambiente informó que en lugar de reubicarlas de la zona metropolitana de Monterrey se instalarán dispositivos que monitorearán sus actividades industriales.

"Aquí viene que la autoridad puede sancionar a quienes no cumplan y puede clausurar y les da todos los elementos si hay un daño a la salud pública, tiene la autoridad estatal todos los elementos para clausurar e incluso para no renovarle la concesión, hay una cláusula donde se respeta el lugar donde ya están operando, sin embargo, van a tener que cumplir con toda la normatividad que marca la ley.

"Lo que van a tener que hacer es regular su operación, la empresa que no esté regulada en su operación se tendrá que ir y le estamos dando facultades a la Secretaría para suspenderlas de manera temporal o definitiva", afirmó Treviño Cabello.

Dijo que fue la alternativa adoptada, ya que la norma aprobada durante el sexenio del ex gobernador Natividad González Parás nunca fue aplicada, por lo que de darse el caso los empresarios se ampararían.

"Las nuevas pedreras que se establezcan van a tener una zona de amortiguamiento de un kilómetro en el perímetro alrededor de la empresa para que la contaminación que generen caiga dentro de su predio.

"Se está pidiendo que se encapsulen los procesos, que pongan una cámara de seguridad en la zona y que esté conectada con la autoridad estatal ambiental", comentó el legislador local panista.

En octubre pasado, el entonces diputado independiente, Jesús Cedillo Contreras, pidió esperar a la aprobación de la Ley de Pedreras para analizar el tema de la reubicación, pues de cambiarse en este momento el uso de suelo los más beneficiados serían sus dueños.

Esto luego de que el municipio de Santa Catarina diera a conocer que el Gobierno del Estado les pidió no cambiar el uso de suelo de industrial a habitacional en las zonas de las pedreras, en el Plan de Desarrollo Urbano.

Sin embargo, el legislador explicó que esto se pudiera deber a que el Congreso está en vías de aprobar la Ley de Pedreras que ya contempla la reubicación de dichas empresas comercializadoras de arena y piedra caliza, pero que contempla la remediación de la zona antes de que puedan ser utilizadas.