Sería retroceso eliminar a IEEG: afirma Badillo

El presidente del IEEG lamenta la propuesta para crear un organismo nacional de elecciones, pues asegura que costaría 60 millones liquidar al IEEG.
Jesús Badillo Lara, presidente del Consejo General del IEEG, afirmó que cuando se creó el IEEG fue un avance importante para la democracia.
Jesús Badillo Lara, presidente del Consejo General del IEEG, afirmó que cuando se creó el IEEG fue un avance importante para la democracia. (Archivo)

Guanajuato, Gto.

El presidente del Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG), Jesús Badillo Lara, aseguró que la creación de un organismo nacional de elecciones, significa un “lamentable retroceso para Guanajuato”.

La propuesta de eliminar los organismos locales y crear uno general nacional que se encargue de organizar los comicios municipales, estatales y federales, representa una medida radical que costará poco más de 60 millones de pesos, tan sólo para finiquitar a todos los empleados del IEEG.

Badillo Lara consideró que el reto que tendrán los diputados y senadores, con la aprobación de la reforma de estado y la creación de un Instituto Nacional de Elecciones (INE), sólo podría contrarrestarse con la profesionalización del personal que forme parte del nuevo organismo.

Aun así, representa un riesgo que tendrán que asumir en el 2015.

“Por supuesto que no es una buena noticia (la creación del INE), porque creemos que hemos hecho un trabajo serio, pero Guanajuato no es México. Creo que sí puede ser un retroceso, porque cuando se crearon los órganos locales, significó un avance importante.

“Se ha trabajado mucho en esa materia y hay gente que tiene un servicio profesional electoral. Ahora creo que nos corresponde alimentar la propuesta para que los diputados y senadores, tomen la mejor decisión”, dijo el funcionario.

Los acuerdos nacionales alcanzados en el Pacto por México, firmado por los partidos políticos, contemplan una reforma de estado, que propone la creación de un Instituto Nacional de Elecciones, encargado de organizar los comicios en toda la República Mexicana.

La propuesta argumenta que así se evitará la duplicidad de funciones y los aparatos burocráticos estatales, lo que significará además, según la iniciativa, alcanzar la reducción de costos en cada una de las elecciones.

Para Badillo Lara, la propuesta que analizan los diputados y senadores, “no parece una buena solución, pues creemos que hay mecanismos diferentes al radical que se propone, como la profesionalización de la función y un procedimiento más técnico y transparente posible.”

Además, el funcionario del consejo del IEEG considera que expedir una sola ley para atender todas las realidades electorales que se viven en México, “resultará difícil resolverlas”, lo que significaría un riesgo todavía más inminente.

A pesar de eso, Jesús Badillo, destaca que el Instituto Electoral de Guanajuato, está listo para cualquier determinación de los legisladores, no sólo en aportar a los mejores funcionarios expertos en el tema electoral, sino en la misma administración de los recursos.

“Estamos cien por ciento preparados para entregarlo en cuanto nos digan, incluso en la parte administrativa, pues en la última revisión del órgano de fiscalización, no hubo observaciones. De tal manera que podríamos entregar en cualquier momento”, dijo.

En donde el IEEG no está preparado, según Badillo Lara, “es en los dineros”, pues ni en el 2013, ni en el 2014, se contempla un presupuesto como para liquidar a los 120 funcionarios que actualmente laboran en el Instituto Electoral.

“Son pocas personas, pero hay muchos de ellos que forman parte del instituto desde su nacimiento, en 1994. Necesitamos por lo menos 60 millones de pesos y además habría que hablar con los trabajadores. Si se van a liquidar a todas las personas, necesitamos cuando menos ese dinero”, precisó.

El funcionario destacó que no se puede presupuestar los 60 millones, porque no existen los argumentos necesarios para contemplarlo, es decir, hasta el 22 de octubre de este año, fecha en que deben en entregar los presupuestos, no hay acuerdo ni dictámenes con respecto a la reforma de estado.

“No podemos presupuestar con base en una especulación, con todo y que pudiera ser una situación irremediable. Mientras no exista un decreto de extinción que nos ponga en una dinámica de liquidar, nosotros tenemos que seguir trabajando en los programas que ya tenemos programados. No debemos detenernos por la expectativa de que podamos desaparecer, mientras que no nos indiquen nada, nosotros debemos estar trabajando”, opinó.