Monterrey no instalará los retenes antialcohol

El operativo que se aplicará será tipo Carrusel, afirmó el alcalde regiomontano, Adrián de la Garza Santos.

Monterrey

Ante la llegada de las fiestas navideñas que generan un incremento en el consumo del alcohol, el municipio de Monterrey anunció que quedaron descartados los operativos antialcohol tipo retén y serán sustituidos por dispositivos tipo Carrusel.

El alcalde Adrián de la Garza declaró que además se giraron instrucciones a los oficiales de Tránsito y también de Policía a que apliquen el criterio y que si detectan a una persona alcoholizada, den la oportunidad de hablar a un familiar para que se lleve el vehículo, ya que no pretenden aplicar una medida recaudatoria.

“Tanto en la parte vial vamos a hacer operativos, pero no vamos a estar en puntos específicos, los retenes, tenemos que tener mucho criterio, le hemos pedido a los agentes de Tránsito tener criterio para poder identificar si las condiciones del conductor les permiten (conducir), o en un momento dado, retirar el vehículo y permitirle que algún familiar lo pueda llevar a recoger.

“No queremos tener una actitud recaudatoria, eso está muy claro, el mensaje que estamos mandando, a eso me refiero yo con aplicar el criterio, pero sí también tenemos que proteger a los demás ciudadanos de conductas de personas que anden alcoholizadas, y si tenemos que retirarlos de la circulación, lo tendremos que hacer. Va a ser un (operativo) tipo Carrusel de vigilancia especial”, dijo.

Agregó que incluso los elementos de Policía podrán intervenir en caso de que se presente una situación de un conductor alcoholizado que hayan detectado.

Los uniformados, una vez que hayan marcado el alto al vehículo, se comunicarán con el agente de Tránsito para que acuda a resolver esta situación.

Expresó que próximamente anunciarán cuándo inician estos operativos tipo Carrusel y la fecha de terminación.

Alistan permisos a ambulantes
Adrián de la Garza adelantó que sí habrá permisos para comercio ambulante tanto en el centro de Monterrey como en la zona de la Basílica de Guadalupe, en la colonia Independencia.

Aunque no mencionó el número de permisos, comentó que será una cantidad similar a la que tradicionalmente se da.

“Para que no sean informales vamos a tratar de formalizar a algunos vendedores, pero obviamente respetando el decreto que hay ya, obviamente es una fiesta (en la Basílica) a donde acudimos muchos de los ciudadanos, vamos a respetar las zona donde por decreto no deben de estar, hay que darle oportunidad a la gente que en esas épocas trabaja.

“Tenemos que ubicar zonas específicas muy claras (en el centro) donde tampoco estorben, donde no sea una competencia desleal para el comercio formalmente establecido, tenemos que formalizarlos para que sea nada más por ese espacio y por ese tiempo”, dijo.