PRD presenta iniciativa en el Senado para restituir SSPF

La iniciativa de reformas busca revivir a la Secretaría de Seguridad Pública Federal e incluir la figura de moción de censura para retirar la confianza a funcionarios de seguridad.
Armando Ríos Piter, senador del PRD
El senador Armando Ríos Piter, dijo que la fuga de 'El Chapo' evidencia que lla concentración de funciones de seguridad y política “en una súper secretaría no funcionó”. (JAVIER RÍOS Y ESPECIAL)

Ciudad de México

El PRD presentó su iniciativa de reformas constitucionales que buscan revivir a la Secretaría de Seguridad Pública Federal, desaparecida en la administración de Enrique Peña Nieto, así como incluir una figura de moción de censura para retirar la confianza a funcionarios de seguridad para que puedan ser removidos del cargo o reemplazados por nuevos.

En las iniciativas presentadas en la tribuna de la Comisión Permanente por el senador Armando Ríos Piter, se proponen cambios y adiciones a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y modificaciones a los artículos 21, 69 y 76 de la Constitución Política, en materia de seguridad pública y sistema penitenciario.

Se subraya que la concentración de funciones de seguridad pública, prevención del delito, persecución del mismo y aplicación de penas en la Secretaría de Gobernación, generó una dispersión de las posibilidades para su ejercicio.

Acusaron que la fuga de Joaquín Guzmán Loera confirma que hay un relajamiento en la cadena de mando entre las autoridades encargadas de las funciones de seguridad pública y del sistema penitenciario, por lo que se propone reformas y adiciones a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal para restituir la SSPF.

Dicha dependencia sería la encargada de las funciones específicas de seguridad pública, política criminal, prevención del delito, mando de las policías, así como administración del sistema penitenciario federal, lo que implicará además "favorecer la recomposición de la Secretaría de Gobernación como una dependencia concentrada en el ejercicio de la política y la concertación".

En tribuna, Ríos Piter recordó que la Reforma aprobada por el Congreso el 11 de diciembre de 2012 implicó un conjunto de cambios a estructuras y órganos de la Administración Pública Federal, como primera medida de gobierno, con objeto de adecuarla al programa de gobierno y facilitar así el despliegue de políticas y compromisos.

Sin embargo, "el voto del Congreso significó, entonces, un voto de confianza hacia el nuevo esquema, ante la expectativa de un gobierno entrante y su manifiesto de voluntad para encarar los problemas nacionales desde una perspectiva renovada".

La fuga del criminal más buscado del mundo evidencia que la concentración de funciones de seguridad y asuntos políticos "en una súper secretaría no funcionó".

El PRD sostuvo que la fuga del Chapo es testimonio de una crisis de seguridad y de gobierno, por lo que también deben considerarse controles de remoción de funcionarios.

Para ello, la iniciativa propone retomar dos mecanismos de control político parlamentarios incluidos en la reforma que se revierte: la ratificación del Comisionado de Seguridad Pública que nombre el Ejecutivo Federal.

Así como la posibilidad de objetar la remoción que dicte el propio Ejecutivo y la posibilidad de que el Senado retire la confianza al Comisionado y al Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, mediante moción de censura, en cuyo caso el ejecutivo deberá proceder a su remoción y a la sustitución inmediata, evitando dejar acéfalo un cargo de tal relevancia.

"El Comisionado Nacional de Seguridad, el Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública y el titular del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social, serán nombrados por el Titular del Poder Ejecutivo Federal con la ratificación del Senado de la República. Podrán ser removidos por el Titular del Poder Ejecutivo Federal".

En su caso, el Senado podrá objetar la remoción dentro del término de 30 días naturales. También "podrá retirar la confianza a dichos servidores públicos, mediante moción de censura aprobada por las dos terceras partes de sus miembros presentes, en cuyo caso el Titular del Ejecutivo deberá proceder a su remoción y al inmediato nombramiento de quienes hayan de ocupar dichos cargos".