Renuncia diputado de Nayarit al PRD

Pavel Jarero Velázquez, diputado local del PRD, presentó su renuncia como militante perredista, a pesar de ser considerado el preferido para la candidatura a gobernador en 2017.
La renuncia fue dirigida a Ángel Ávila Romero, presidente del Consejo Nacional del PRD.
La renuncia fue dirigida a Ángel Ávila Romero, presidente del Consejo Nacional del PRD. (Especial)

Nayarit

El diputado local, Pavel Jarero Velázquez, presentó su renuncia como militante del Partido de la Revolución Democrática y acusó a su partido de abandonar su ideología y lucha por las causas populares a poco tiempo de iniciar elecciones para renovar la Cámara de Diputados en 2017.

Jarero Velázquez lamentó que "de corazón que esa fuerza política que construimos y costara sangre de cientos de militantes se alejara de las causas que le dieron origen y abandonara los sueños libertarios".

La renuncia fue dirigida a Ángel Ávila Romero, presidente del Consejo Nacional del PRD.

El ex alcalde de Santiago Ixcuintla a través de una carta dirigida al Comité Ejecutivo de su partido, firmada con fecha 2 de julio 2016, expresa que desde el 1 de octubre de 1994 tomó la decisión de participar activamente en política, optando por afiliarse al perredismo.

Señaló que durante años trataron de contribuir luchando por la justicia y el bienestar de quienes menos tienen.

Sin embargo, "hoy México se debate en una profunda crisis, donde la violencia y la pobreza agobian a millones de mexicanos y donde los vientos autoritarios del viejo régimen amenazan de nueva cuenta a nuestro pueblo".

El diputado local indicó que es tiempo de definiciones, de ser congruentes entre nuestra forma de pensar y actuar, señala el ex militante perredista.

Jarero Velázquez acordó con el empresario Antonio Echevarría García, hijo del ex gobernador de Nayarit en 1999 por el PAN, impulsar una candidatura en común para buscar la gubernatura en las próximas elecciones.

En la entidad, en el 2017 se llevarán a cabo elecciones para elegir 20 presidentes municipales, 18 diputaciones de mayoría, 12 de representación proporcional y el gobierno estatal y por primera vez en la historia, se elegirán por 4 años luego de la reforma electoral de la Cámara de Diputados que busca empatar las votaciones con las federales en el 2021.